viernes, 8 de octubre de 2010

EEUU admite que los talibán se financian a través de sus contratas de seguridad


Agencias
Madrid/Washington
08/10/2010

Las empresas de seguridad privada que trabajan en Afganistán contratadas por EEUU contribuyen a llenar las arcas de los talibán, según un informe del Senado estadounidense.

El documento, realizado por el Comité de Servicios Armados del Senado, establece que el Departamento de Defensa es demasiado dependiente de los "servicios de los señores de la guerra" afganos, los cuales, en la mayoría de los casos, desvían fondos para las actividades delictivas.

"Hay evidencia significativa de que algunos contratistas de seguridad incluso trabajaron contra nuestras fuerzas de coalición, creando la misma amenaza a la que debían combatir y para lo cual fueron contratados", agregó el senador demócrata Carl Levin.

"Estos contratistas amenazan la seguridad de nuestras tropas y el éxito de nuestra misión", aseguró el senador, al presentar el informe. Unos 26.000 empleados de seguridad privada, en su mayoría afganos, operan en el país, de los que nueve de cada 10 trabajan para el Gobierno de EEUU.

Richard Fontaine, miembro del Centro para una Nueva Seguridad Estadounidense, dijo que el documento de la comisión "completa un cuadro que muchos ya habían sospechado: que el dinero de los contribuyentes a veces termina en manos de aquellos a los que estamos combatiendo en Afganistán".

Las firmas de seguridad privada en Afganistán brindan guardias para diferentes organismos, desde embajadas y agencias de ayuda humanitaria hasta convoys de provisiones y bases militares estadounidenses.

El documento denuncia un panorama preocupante, ya que algunos de los contratados tienen poca formación o experiencia en armamento, mientras que otros contratistas son 'señores de la guerra' con vínculos conocidos con los talibán.

El informe pone como ejemplo a uno de estos 'señores de la guerra', al que denominan Mr. White, del que aseguran mantuvo reuniones con un alto comandante de los insurgentes, responsable de varios ataques contra las tropas de la OTAN.

Además, el Senado desvela que pese a la solicitud del presidente afgano, Hamid Karzai, en la que instaba a estas contratas a abandonar el país en cuatro meses, la industria de la seguridad hace difícil que el Ejército afgano tome el mando del país y reclute a mejores soldados.

De manera que dificulta el objetivo de crear un Afganistán más seguro, por lo que los senadores han demandado acciones "agresivas e inmediatas" para reducir el número de contratistas y que el trabajo de supervisión pueda mejorar.

Sin embargo, funcionarios estadounidenses han indicado que sería muy difícil deshacerse de todos los contratistas de seguridad debido al papel esencial que juegan.

(Extraído de www.elmundo.es)

lunes, 20 de septiembre de 2010

Una guerra inflada


Juan Gelman
19/9/2010

El Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS, por sus siglas en inglés) dio a conocer la semana pasada su octavo examen estratégico global (www.iiss.org, 10/12-9-10).

El IISS está asentado en Londres y es el think-tank sobre cuestiones militares y de seguridad más importante del mundo. Lo integran experimentados especialistas en defensa, militares retirados y otros de alto rango y sus estudios abarcan el planeta entero.

Los informes del organismo suelen ser grises y aun aburridos, su lenguaje es prudente y hasta cauteloso, pero el de este año cambió bruscamente al referirse a Afganistán: calificó esa guerra de “largo y alargado desastre”. Señala que las potencias de Occidente “exageran” la amenaza que entrañan Al Qaida y el talibán. “Se ha inflado” el número de tropas estadounidenses en Afganistán –agrega– y no guarda proporción alguna con la misión de “desmantelar y derrotar a Al Qaida”, que Obama les confió. El estudio del IISS fue supervisado por Nigel Inskster, ex vicedirector del servicio de inteligencia británico o MI-6. Es interesante que además subraye que el peligro de Al Qaida es mínimo en todas partes, incluso en Somalia y Yemen, países en los que EE.UU. interviene, so capa de su seguridad, a ritmo cada vez mayor.

El director de la CIA, Leon Panetta, había ya informado que “el número estimado de terroristas de Al Qaida en Afganistán es de 50 a 100, tal vez menos” (www.huffingtonpost.com, 29-6-10). Aseveró que se concentran en zonas limítrofes de Pakistán y así justificó los constantes ataques que aviones no tripulados infligen a los civiles paquistaníes, niños y mujeres incluidos. Si esas cifras son correctas, un puñado de terroristas mantiene en jaque a casi 150.000 efectivos, 98.000 estadounidenses y el resto de los aliados de la OTAN. No es creíble.

Panetta no tuvo empacho en afirmar que EE.UU. progresa en Afganistán, “aunque es más duro y más lento de lo que se esperaba”. Así es: en los veintidós meses de gobierno de Obama cayeron más militares norteamericanos que en los ocho años de W. Bush. El general David Petraeus, comandante en jefe de las tropas ocupantes de Irak y Afganistán, no se muestra tan optimista como antes.

Obama anunció la retirada de Afganistán para agosto de 2011, pero el general tiene otra perspectiva: declaró en Bagdad que el proceso es a veces parecido a “ver cómo crece el pasto o se seca la pintura” (//abcnews.go.com, 14-9-10). Fue más lejos: estuvo de acuerdo con la periodista que lo entrevistaba en que “el éxito contra la insurgencia” podía llevar nueve o diez años más. Bastante antes el pasto crece y se seca la pintura. No es Al Qaida entonces, es el talibán.

Petraeus asumió oficialmente el mando de las tropas en Afganistán el 4 de julio y cambió algunos aspectos de las tácticas de su antecesor, el general Stanley A. McChrystal. Declaró que los bombardeos aéreos “matan afganos” y duplicó el número de allanamientos de domicilios particulares. Ahora no mueren menos: un alto porcentaje de los 1031 asesinados por las Fuerzas de Operaciones Especiales (SOF, por sus siglas en inglés) en 3000 allanamientos e identificados como “insurgentes” eran vecinos que habían salido a la calle armados al escuchar el ruido de los procedimientos. Su intención no era atacar a los del SOF, sino defender a su familia ante un posible agresor, pero fueron ejecutados (Inter Press Service, 15-9-10).

El general Petraeus se jacta del elevado número de mandos insurgentes superiores y medios que las SOF han eliminado, herido y apresado, sólo que hasta altos mandos del ejército dudan de que todos sean talibán: el mayor general Douglas Stone, que supervisó las políticas de detención a comienzos de 2009, concluyó que no lo eran los dos tercios de los presos que EE.UU. retenía como tales en Afganistán (www.guardian.co.uk, 14-10-09). Otra inflación.

Los allanamientos nocturnos enojan a los afganos: trescientos civiles tomaron las calles de Wardak –un ejemplo– como respuesta al asesinato de tres hermanos que dormían en sus camas (www.worldcantwait.net, 12-8-10). El mando de la OTAN dijo que las víctimas eran sospechosos de pertenecer a la insurgencia. Hay sospechas que matan.

Los artefactos explosivos improvisados que los talibán plantan al borde de las rutas que recorren los vehículos ocupantes (IED por sus siglas en inglés) son responsables de la mayoría de las bajas estadounidenses, y el Pentágono ha creado una división especial para contrarrestar esa arma mortífera, la Organización para derrotar a los IED (Jieddo, por sus siglas en inglés). Sus estadísticas más recientes revelan dos cosas: la insurgencia ha aumentado “de manera alarmante” la colocación de esos dispositivos y la población civil denuncia cada vez menos dónde.

Algunas cifras proporcionadas por la Jieddo: en marzo de este año detonaron 434 IED causando la muerte de 23 efectivos de las tropas invasoras y 252 heridos; en abril, 475 provocaron 17 bajas y 230 heridos; en mayo, la explosión de 554 mató a 34 e hirió a 333 (//homeland securitynewswire.com, 29-7-10). Por otra parte, la proporción de IED que los vecinos notifican a las fuerzas ocupantes descendió del 4,5 por ciento de los “incidentes” en los primeros meses de 2009 al 2,1 por ciento en julio de este año. La exasperación de los ocupados crece más velozmente que el pasto.

Una pregunta: si los hombres de Al Qaida son un puñado frente al poderío militar más moderno y letal del mundo, ¿por qué la Casa Blanca insiste en la guerra y aumenta las tropas que envía a Afganistán? ¿Se trata de crear las mejores condiciones para atacar a Irán? ¿O de seguir alimentando las ganancias del complejo militar-industrial? ¿O las dos cosas?

(Extraído de www.pagina12.com.ar)

sábado, 11 de septiembre de 2010

A nueve años del 11 de septiembre


Thierry Meyssan
9/9/2010

El tiempo pasa. Nueve años después de los atentados que enlutaron al pueblo estadounidense, la lucidez y la tenacidad de Thierry Meyssan están dando sus frutos. Una amplia mayoría de personas de todo el mundo no creen ya en la versión oficial del gobierno estadounidense. Ese fenómeno ha cobrado fuerza en los propios Estados Unidos, donde el más reciente sondeo revela que el 74% de los estadounidenses dudan actualmente de la versión oficial. Los propios responsables de la comisión investigadora presidencial admiten ahora que no están convencidos en cuanto al informe que ellos mismos firmaron. El tenaz iniciador de este debate estima que, en vez de proseguir la polémica sobre la tan cuestionada credibilidad de la versión oficial, ha llegado el momento de recurrir a la ONU y de emprender acciones concretas contra los verdaderos culpables.


Ya estamos conmemorando el 9º aniversario de los atentados del 11 de septiembre, que sirvieron de pretexto para desencadenar una guerra cuyos promotores aspiraban a un conflicto armado de carácter perenne. Después de haber matado cerca de 3 000 personas en Estados Unidos, los organizadores de los atentados causaron la muerte de más de un millón de personas más en Afganistán y en Irak. El plan que habían trazado incluía la continuación de la matanza mediante la destrucción de Siria e Irán. Pero no han logrado –por el momento– concretar esa fase de su proyecto.

En ocasión de este triste aniversario, los mismos que atribuyeron a los islamistas la responsabilidad de su propio crimen antes de devastar el Medio Oriente musulmán, ahora tratan de imponer un nuevo montaje. Un falso debate sobre la construcción de un centro musulmán en Manhattan estremece Estados Unidos, mientras que otro falso debate acompaña la anunciada quema de ejemplares del Corán.

En el contexto de esas provocaciones, las autoridades estadounidenses no dejarán pasar la ocasión de tratar de hacernos creer que intervinieron para garantizar la libertad de culto en su propio país, con la esperanza de hacernos olvidar así que los masivos crímenes que ellas mismas cometieron en el Medio Oriente fueron perpetrados en un clima de verdadera cruzada en contra del Islam.

Pretenden impedir así que tomemos conciencia de su fracaso en convencernos. Hace 9 años, yo me encontraba solo cuando refutaba las mentiras sobre el 11 de septiembre, cuando denunciaba que se estaba produciendo un golpe de Estado orquestado por el complejo militaro-industrial, cuando alertaba sobre los proyectos belicistas del nuevo Imperio. A pesar de los insultos, a pesar de las amenazas y los ataques, he recorrido el mundo abriendo los ojos de la opinión pública internacional y desmontando la ideología de la guerra de civilizaciones.

No he podido desarrollar ese trabajo en Estados Unidos, donde fui declarado persona non grata. A pesar de ello, después de asimilar el golpe y aceptar el duelo, valientes estadounidenses han enarbolado la bandera de la verdad en su propio país. Los sondeos demuestran que cada año se suma un 10% más de los estadounidenses a la masa de gente que cuestiona la versión oficial redactada por la Comisión Kean-Hamilton. Más del 70% de los estadounidenses, incluyendo a los propios señores Kean y Hamilton –los encargados de imponer definitivamente la versión gubernamental–, hoy la ponen en duda. A ese ritmo, dentro de 3 años toda la población estadounidense en su conjunto rechazará la versión oficial.

Hoy somos mayoría los que a través del mundo exigimos que se haga la luz sobre esos crímenes. Estados Unidos y el Reino Unido utilizaron el 11 de septiembre para justificar ante la ONU la invasión que desencadenaron contra Afganistán e Irak. No se trata, por lo tanto, de una cuestión de carácter estrictamente nacional sino de un asunto de envergadura internacional. Ha llegado el momento de que la Asamblea General de las Naciones Unidas instaure una comisión investigadora, reúna los elementos que ya son de público conocimiento y adopte acciones concretas de acusación contra los verdaderos sospechosos.

Si nuestros seres queridos encontraron la muerte entre las ruinas del World Trade Center o entre los escombros de las casas bombardeadas en Kabul y Bagdad, si nuestros hijos cayeron bajo el fuego de las fuerzas ocupantes o si murieron tratando de ocupar el Medio Oriente, la realidad es la misma para todos.

Todos somos víctimas del mismo sistema. Tenemos que luchar todos juntos para que se sepa toda la verdad y para que los culpables sean castigados, porque no lograremos la paz sin alcanzar la justicia.

(Extraído de www.voltairenet.org)

jueves, 12 de agosto de 2010

Repugnante manipulación


Koldo Campos Sagaseta
Rebelión
9/8/2010

El caso de la joven afgana Aisha, a la que su marido cortó la nariz y las orejas por huir de su casa, no es sólo un caso más de violencia machista, es también una repugnante manipulación de esa violencia porque lo que algunos medios de comunicación están haciendo es utilizarla para justificar el genocidio que las tropas estadounidenses y europeas vienen haciendo desde que consumaron la invasión de ese país. “Lo que pasa si nos retiramos de Afganistán” titulaba en su portada la revista “Time” sobre la desfigurada imagen de la joven afgana.

Tampoco es la primera vez que se apela a la violencia machista como pretexto que ampare todas las violencias que, curiosamente, en nombre de la civilización y la democracia, viene Occidente perpetrando en los países que ocupa y arruina.

La repercusión que, por ejemplo, ha tenido en estos días la condena a morir lapidada de una mujer iraní, siendo como es un sangrante caso, es una más de las repulsivas vejaciones y crímenes de las que son objeto las mujeres en muchas “irreprochables” democracias de Oriente Medio, regidas por sanguinarias monarquías que, sin embargo, merecen todo el apoyo y respaldo de monarcas y estados europeos y americanos, y ninguna atención de los grandes medios de comunicación.

Los miles de soldados estadounidenses y europeos desplegados en Afganistán no llegaron para proteger a las mujeres afganas de la violencia de una cultura machista que no es desgracia exclusiva de esa nación y de esa cultura. Tampoco fueron a impartir talleres educativos en relación a la violencia machista o a implementar sistemas de formación escolar que hagan posible superar esas violentas conductas. Si así fuera no tendrían que haber ido tan lejos. Si lo que pretendían era prevenir o castigar la violencia machista podrían haber invadido sus propios países, haber intervenido, por ejemplo, el Estado español o cualquiera de las democracias europeas o los Estados Unidos, donde los crímenes machistas siguen estando a la hora del día. Si enfrentar la violencia machista fuera realmente una válida razón para no salir de Afganistán y en consecuencia la razón de haber llegado, no eran soldados los más indicados para tal cometido. Debieran haber enviado contingentes de educadores, de asistentes sociales, de maestras y pensadores, de psicólogos, de personas cualificadas y capaces de ayudar a la sociedad afgana a reconducir la visión y el papel de la mujer por espacios de justicia, equidad y respeto.

Si enfrentar la violencia machista fuera, en verdad, la razón que justifica invadir y ocupar Afganistán, no eran bombas, ni tanques, ni armas, los instrumentos capaces de contribuir con esa cultura a superar esa sexista violencia, sino libros, material didáctico, recursos económicos...


Los cientos de miles de uniformados que invadieron Afganistán o Iraq, llegaron a ocupar esos países para hacerse con sus bienes, garantizarse espacios de influencia, permitir el trasiego de sus recursos, instalar sus bases… A eso fue que llegaron y por eso es que están allí. Y para hacerlo posible no han tenido empacho en aniquilar cientos de miles de vidas humanas de la manera más artera y cruel. Soldados que, sea enviados por sus gobiernos o en representación de las Naciones Unidas, también se han destacado en el ejercicio de las más asquerosas lacras humanas que puedan imaginarse. Entre ellas, violaciones y torturas de mujeres, de niñas, en cualquiera de los países que con distintos pretextos ocupan.

La ginecóloga suiza Mónica Hauser dedicada a prestar asistencia a mujeres que han sufrido la violencia de la guerra, la violencia de ver destruidos sus hogares, la violencia de ver asesinados sus hijos, la violencia de la miseria y de ser ultrajadas, declaraba en referencia a la República Democrática del Congo, que los cascos azules de la ONU y el personal masculino humanitario no sólo no contribuían a la paz y el orden sino que eran parte del problema, y que las familias ya no mandaban a sus hijas a la escuela sino a la puerta de los cuarteles. Son incontables los casos de violaciones, de asesinatos, que han tenido como protagonistas, además de las niñas y las mujeres que la padecen, a tropas de paz en Haití, a soldados de la OTAN en los Balcanes, a los cascos azules en Africa y a soldados europeos y estadounidenses donde quiera que llegan.

Entre los miles de crímenes y violaciones que la revista “Time” no recuerda, uno de los casos más infames fue el de la niña iraquí Abeer Qasim Hamza, de 14 años, vecina de Mahmudiya, al sur de Bagdad, cuya modesta casa se levantaba a escasos metros de un puesto de control estadounidense.

Varios soldados de la 101 División Aerotransportada, con base en Fort Campbell (Kentucky) entraron en la casa, asesinaron a sus padres y se fueron turnando en la violación de la niña, a la que, finalmente, destrozaron la cabeza y le quemaron el torso y las piernas.

Luego de que el ejército estadounidense culpara a la insurgencia, el caso llegó a saberse cuando, en venganza, suníes islamistas mataron a tres miembros del cuerpo militar y otro soldado, arrepentido, relató lo sucedido. Cuatro uniformados fueron detenidos y trasladados a Estados Unidos para ser juzgados y condenados: Steve Green, quien mató a los padres y a la niña; James Barker, que se declaró culpable de violación y asesinato; el sargento Paul Cortez, que también asumió su culpa; y el soldado Jesse V. Spielman que declaró que él sólo se limitó a acompañar a sus compañeros y a tocar un pecho de la niña cuando ya estaba muerta. Al margen de las condenas impuestas, todos podrían salir en libertad antes de 10 años.

Según trascendió en el juicio los temas de conversación más habituales de los soldados eran “matar iraquíes y follar”. Otro de los imputados, Bryan Howard, declaró que cuando los soldados regresaron a la base les escuchó decir: “Fue asombroso”, mientras uno de ellos saltaba en la cama. Paul Cortez admitió en el juicio que odiaba a los iraquíes y también a las mujeres. Steve Green, que pudo alistarse en el ejército cuando se le retiraron los cargos en su contra por abuso de alcohol y otras drogas, procedimiento al que se acogieron más de 34 mil reclutas sólo en el 2006, confesó en el juicio que fue a Iraq “porque quería matar gente”.


“Maté a un tío que no quiso parar en el puesto de control y fue como si nada… Matar gente aquí es como pisar una hormiga. Quiero decir, matas a alguien y es como decir ok, vamos a comprar pizza ”.

¿Es esta basura humana la que va a lograr que en Afganistán cambie la visión que se tiene de la mujer? ¿Es ese fusil el arma que condensa la terapia que hará posible el cambio? ¿No sería también ésta fotografía una buena portada para el Time?

(Extraído de www.rebelion.org)

miércoles, 28 de julio de 2010

Irak/reconstrucción: ¿y el dinero?


Redacción
BBC Mundo

Un organismo auditor en Estados Unidos criticó al ejército de ese país por no dar cuenta de miles de millones de dólares destinados a la reconstrucción de Irak.

El Inspector General Especial para la Reconstrucción iraquí afirmó que el Departamento de Defensa de EE.UU. no puede justificar adecuadamente el gasto del 96% del dinero.

La auditoría publicada este martes indica que, de aproximadamente US$9.000 millones, US$8.700 no se encuentran.

El dinero provenía en gran parte de las utilidades de la venta de petróleo y gas iraquí, así como de los bienes congelados del ex líder iraquí Saddam Hussein, informa el corresponsal de al BBC en Bagdad, Gabriel Gatehouse.

¿Recibos extraviados?

Los fondos fueron adminstrados por el Departamento de Defensa entre 2004 y 2007, y estaban destinados a proyectos de reconstrucción.

El informe señala, sin embargo, que la falta de adecuada contabilidad hace imposible determinar qué sucedió con la mayoría del dinero.

Esta no es la primera vez que surgen interrogantes sobre el extravío de miles de millones de dólares relacionados con la invasión de Irak liderada por Estados Unidos, comenta el corresponsal.

En una respuesta adjunta al informe, las autoridades militares de EE.UU. dicen que los fondos no están necesariamente extraviados.

Explican que los registros de gastos pueden estar archivados en otro lugar y que encontrarlos implicaría invertir "significativos esfuerzos de recuperación de archivos".

El gobierno iraquí se no ha pronunciado sobre el tema hasta el momento.

(Extraído de www.bbc.co.uk)


Artículo relacionado:

Investigan una posible estafa gigantesca en la reconstrucción de Irak



El Pentágono no encuentra 8.700 millones de dólares destinados a Irak

viernes, 16 de julio de 2010

Las últimas mentiras de Hillary Clinton


Paul Craig Roberts
Global Research/Antiwar
16/7/2010

La BBC informó el 4 de julio de que la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, dijo que la base estadounidense de misiles balísticos en Polonia no se dirige contra Rusia. El propósito de la base, dijo, es proteger a Polonia de la amenaza iraní.

¿Por qué iba a constituir Irán una amenaza para Polonia? ¿Qué pasa con la credibilidad de EE.UU. cuando la secretaria de Estado hace una declaración tan estúpida? ¿Piensa Hillary que está engañando a los rusos? ¿Hay alguien en el mundo que le crea? ¿Cuál es el sentido de una mentira tan evidente? ¿Para encubrir un acto de agresión de EE.UU. contra Rusia?

A renglón seguido Hillary advirtió de una “represión lenta” que aplasta la democracia y las libertades civiles en todo el mundo. Los periodistas estadounidenses podrían preguntarse si hablaba de EE.UU. Glenn Greenwald informó en Salon el 4 de julio de que el Servicio de Guardacostas de EE.UU., que no tiene autoridad legislativa, ha emitido una regla de que los periodistas que se acerquen sin permiso a menos de 20 metros de las operaciones de limpieza de BP en el Golfo de México serán castigados con una multa de 40.000 dólares y de uno a cinco años en prisión. El New York Times y numerosos periodistas informan de que BP, los Guardacostas de EE.UU., la Seguridad Interior y la policía local prohíben a los periodistas que fotografíen los masivos daños causados por el continuo derrame de petróleo y productos químicos tóxicos en el Golfo.

El 5 de julio Hillary Clinton estuvo en Tiflis, Georgia, donde, según el Washington Post, acusó a Rusia de “la invasión y ocupación de Georgia”. ¿A qué viene esta mentira? Hasta los estados títeres europeos han publicado informes que documentan que Georgia inició la guerra con Rusia, que perdió rápidamente, invadiendo Osetia del Sur en un esfuerzo por destruir a los secesionistas.

Parecería que el resto del mundo y el Consejo de Seguridad de la ONU han dado a los estadounidenses su aprobación para mentiras sin cuento a fin de promover el objetivo de la hegemonía mundial de Washington. ¿De qué manera beneficia esto al Consejo de Seguridad y al mundo? ¿Qué es lo que pasa?

Después de que el presidente Clinton tergiversó el conflicto entre Serbia y los albanos en Kosovo y embaucó a la OTAN para que realizara la agresión militar contra Serbia y una vez que el presidente Bush, el vicepresidente Cheney, el secretario de Estado, el consejero nacional de seguridad y casi todos los miembros del régimen de Bush engañaron a la ONU y al mundo diciendo que Sadam Hussein tenía armas de destrucción masiva, y así consiguieron con artimañas una invasión de Iraq, ¿por qué cayó el Consejo de Seguridad de la ONU en el engaño de Obama de que Irán tiene un programa de armas nucleares?

En 2009, las 16 agencias de inteligencia de EE.UU. publicaron un informe unánime de que Irán había abandonado su programa de armas en 2003. ¿Ignoraba el Consejo de Seguridad ese informe?

Los inspectores de armas del Organismo Internacional de Energía Atómica sobre el terreno en Irán han informado consistentemente de que no existe un desvío de uranio del programa energético. ¿Ignoraba el Consejo de Seguridad los informes del OIEA?

Si no los ignoraba, ¿por qué aprobó el Consejo de Seguridad sanciones contra Irán por insistir en su derecho bajo el Tratado de No Proliferación Nuclear a tener un programa de energía nuclear? Las sanciones de la ONU son ilegales. Violan los derechos de Irán como firmante del Tratado. ¿Es la “lenta represión” de la que habló Hillary?

En cuanto Washington obtuvo sanciones del Consejo de Seguridad, el régimen de Obama agregó unilateralmente sanciones más severas de EE.UU. Obama utilizan las sanciones de la ONU como un vehículo para agregar sus sanciones unilaterales. ¿Tal vez sea ésta “la lenta represión” de la que habló Hillary?

¿Por qué ha dado luz verde el Consejo de Seguridad de la ONU al régimen de Obama para comenzar una guerra más en Oriente Próximo?


¿Por qué se echó a un lado Rusia? Por la insistencia de Washington, el Gobierno ruso no ha entregado el sistema de defensa aérea adquirido por Irán. ¿Piensa Rusia que Irán es una amenaza mayor que los estadounidenses, que cercan a Rusia con bases de misiles y militares de EE.UU. y financian “revoluciones de color” en antiguas partes constituyentes de los imperios ruso y soviético?

¿Por qué se echó a un lado China? La creciente economía de China necesita recursos energéticos. China tiene amplias inversiones energéticas en Irán. EE.UU. tiene la política de contener a China negándole el acceso a la energía. China es el banquero de EE.UU. China podría destruir el dólar estadounidense en unos pocos minutos.

Tal vez Rusia y China han decidido dejar que los estadounidenses se sobre-extiendan hasta que EE.UU. se destruya a sí mismo.

Por otra parte, tal vez todos estén cometiendo errores de cálculo y preparando más muerte y destrucción de la que el mundo se imagina.

Como el Golfo de México.

(Extraído de www.rebelion.org)

miércoles, 14 de julio de 2010

Espiar al pueblo


Juan Gelman
Página/12
11/7/2010

Vale la pena visitar el museo de la Stasi –o Ministerio de Seguridad del Estado o Servicio de Inteligencia Interior– instalado en su antigua sede, calle Normanenstrasse, Berlín Este. La Stasi nació en 1950 bajo el régimen “socialista real” de la República Democrática Alemana y expiró con la caída del Muro de Berlín, en 1989. Contiene, entre otras, una colección de equipos empleados para espiar a la población de Alemania Oriental, cámaras en miniatura que se podían esconder en los ojales del saco, en corbatas y hasta en falsos caramelos, artefactos de escucha a distancia que la tecnología alcanzada en el país perfeccionó.

Se consideró a la Stasi el mejor sistema de vigilancia del prójimo y no era para menos: el número de sus agentes ascendía a 91.000 y además contaba con los soplos de 173.000 informantes civiles, en muchos casos obligados a prestar semejante servicio. Sorprende encontrar los nombres de algún escritor más o menos célebre en la lista del caso. Las administraciones autoritarias no se manejan de otro modo. Tal vez porque tienen conciencia del horror que imponen y temen las reacciones de la ciudadanía. Su estilo de orden y mando no admite réplica.

Las tentaciones de la imitación son grandes y la gran democracia del Norte está copiando ciertas técnicas. El gobierno de Obama ha consolidado y aun ampliado los programas de espionaje de los estadounidenses que W. Bush estableció. Hace un par de años, el Pentágono suspendió la Oficina de Actividades de Contrainteligencia en el terreno (CIFA, por sus siglas en inglés), que se dedicaba a vigilar a los grupos pacifistas y a infiltrar provocadores en los mitines de quienes se oponen al servicio militar obligatorio, como los cuáqueros. El argumento del terrorismo aquí no sirve: una cosa es poner bombas y muy otra manifestar una opinión que a la Casa Blanca no le gusta. Con Obama, la CIFA renació bajo las alas del Pentágono.

El mes pasado informó The Washington Post que la DIA o Agencia de Inteligencia de Defensa “desea abrir una nueva base de información sobre individuos y grupos” (www.washingtonpost.com, 15-6-10). Su labor consistirá en reunir datos concernientes a “individuos involucrados o de interés para las operaciones del Pentágono relacionadas con inteligencia, contrainteligencia, antiterrorismo y antinarcotráfico”, así como “personas implicadas en actividades de inteligencia extranjera y/o de entrenamiento” (www.thefederalregister.com, 15-6-10). Dos funcionarios que prefirieron el anonimato apuntaron que “la CIFA fue disuelta en el papel, pero buena parte de su personal y algunas de sus funciones fueron transferidas” a un centro de la DIA (www.newsweek.com, 18-6-10), encargado de documentar operaciones que afectarían la seguridad nacional a fin de sancionarlas. Su definición es imprecisa y muy abarcadora.

El espionaje de ciudadanos estadounidenses por su gobierno comenzó en 1967 con Lindon B. Johnson presidente y se incrementó después del 11/9. Mike van Winkle, vocero del Centro de información antiterrorista de California, explicó así la vigilancia de manifestantes pacíficos contra la guerra de Irak: “Si hay un grupo que protesta contra una guerra cuya causa es la lucha contra el terrorismo internacional, podría haber terroristas en esa protesta. Casi se puede decir que la protesta es un acto terrorista” (www.progressive.org, 4-2-10). Estas declaraciones se formularon a más de un año del gobierno de Obama.

La Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) ha denunciado acosos y persecuciones policiales contra simples ciudadanos en 34 de los 50 estados del país (www.aclu.org, 29-6-10), los más frecuentes en California y Colorado. Algunos casos cruzan la línea del ridículo. El Departamento de Policía de Los Angeles ordenó en 2008 que todos sus efectivos vigilaran a 65 personas de conducta sospechosa. Las conductas: “usar binoculares, dibujar diagramas, tomar notas”. La más curiosa: “sacar fotos o filmar videos sin valor estético aparente”.

Los vegetarianos deben andarse con cuidado en EE.UU. Un propulsor del buen trato a los animales impartió en Fresno una conferencia acerca de “los beneficios de una dieta vegetariana”. Lo escucharon unas sesenta personas, de las que el 10 por ciento era de agentes encubiertos. La policía del estado de Maryland infiltró más de treinta grupos pacifistas y/o contrarios a la pena de muerte “y erróneamente identificó como terroristas a 53 personas y a unas dos docenas de organizaciones”. Esta “información” fue enviada a diferentes organismos de seguridad, incluido el FBI.

Guantánamo no cierra todavía y –un ejemplo– siguen las torturas en la base aérea estadounidense de Bagram, Afganistán (www.truth-out.org, 23-5-10). El protocolo de W. Bush en la materia se ha “perfeccionado” con Obama. Nadie detiene al progreso.

(Extraído de www.pagina12.com.ar)

jueves, 1 de julio de 2010

Nixon quería "patear el culo" al "hijo de puta" de Allende


Grabaciones desclasificadas desvelan su intención de derrocar al presidente chileno asesinado en el golpe de Pinochet

EFE
Santiago de Chile
1/7/2010

Grabaciones desclasificadas en EEUU desvelan la intención del entonces presidente de ese país Richard Nixon de "patear el trasero" y derrocar al "hijo de puta" de Salvador Allende, asesinado en el golpe de Estado de Augusto Pinochet el 11 de septiembre de 1973.

Las cintas se publicaron en Estados Unidos en la página web nixontapes.org, y su contenido se resume en un artículo publicado en Chile por el Centro de Investigación Periodística (CIPER), redactado por el periodista Peter Kornbluh.

Las conversaciones también muestran por primera vez el posible reconocimiento del papel de la CIA en el asesinato, en 1970, del comandante en jefe del Ejército chileno, el general René Schneider, con el objetivo de boicotear la toma de posesión de Allende como presidente de Chile.

En las grabaciones se incluyen varias conversaciones sobre Chile entre Nixon (1969-1974) y su consejero de Seguridad Nacional y posterior secretario de Estado, Henry Kissinger, en las que trataban a Allende de "hijo de puta" y decían que querían "patearle el culo".

"Es un Estado fascista", dice Nixon en una conversación en el Salón Oval de la Casa Blanca al referirse al triunfo de la coalición de Allende, la Unidad Popular, en las elecciones municipales de abril de 1971.

De acuerdo a la transcripción de las cintas, a Nixon le molestó mucho la decisión de Allende de nacionalizar las empresas estadounidenses en Chile, en especial las dedicadas a la extracción del cobre, principal producto del país.

El 11 de junio de 1971 Nixon transmitió a Kissinger la opinión del secretario del Tesoro, John Connally, quien le había dicho que si Washington no paraba a Allende otros países latinoamericanos empezarían a nacionalizar empresas estadounidenses.

"El efecto en el resto de Latinoamérica, sin importar lo que escuchemos desde el Departamento de Estado y el resto, va a ser malo para nosotros. Dejar de molestar a los chilenos y ser tan delicado con ellos", agregó el entonces presidente estadounidense.

"Los americanos se mueren de ganas de que pateemos a alguien el trasero", declaró Nixon. "Todo lo que hacemos con el Gobierno chileno será observado por otros gobiernos y grupos revolucionarios en América Latina", añadió.

Unos meses más tarde, el 5 de octubre de 1971, Nixon comunicó a Kissinger y Connally su decisión: "He decidido remover a Allende".

Connally repuso: "lo único que usted puede esperar es tenerlo derrocado y, entretanto, usted puede lograr su punto para probar, a través de sus acciones contra él (...), que lo que está cuidando son los intereses de Estados Unidos".

Para Nixon, EEUU finalmente había encontrado "un tipo al que podemos golpear". "Todo vale en Chile. Pateen sus culos, ¿ok?", instruyó Nixon a Kissinger al final de la reunión. "De acuerdo", respondió éste, según las transcripciones de las cintas.

En junio de 1971, el ex ministro del Interior democristiano Edmundo Pérez Zukovic fue asesinado por el grupo de ultraizquierda Vanguardia Organizada del Pueblo (VOP), lo que hizo recordar la muerte, nueve meses antes, del general René Schneider.

El asesinato de Schneider

En una conversación, Kissinger señala: "Los hijos de puta nos están culpando a nosotros (...). Están culpando a la CIA (Agencia Central de Información de EEUU)" del crimen de Pérez Zukovic. "La CIA es muy incompetente para hacerlo (...). Cuando trataron de asesinar a alguien tomó tres intentos (...) y después de eso vivió tres semanas", añadió Kissinger en el diálogo con Nixon.

Kissinger parece referirse al asesinato de Schneider, lo que supondría la constatación de la participación de la CIA en su muerte, con la que se pretendía incitar a los militares a levantarse contra la inminente investidura de Salvador Allende.

Schneider fue atacado el 22 de octubre de 1970 y murió después de tres días de agonía y no tres semanas más tarde, como señala Kissinger en la grabación.

Salvador Allende fue elegido el 4 de septiembre de 1970 y asumió la presidencia dos meses después. "Déjenme decir que en todas las futuras acciones hacia Chile prefiero la línea más dura", dijo Nixon en esa misma conversación.

(Extraído de publico.es)

miércoles, 30 de junio de 2010

Revelan como el FBI armó un atentado "antisemita" en Nueva York


(IAR Noticias)
23/6/2010

El testimonio de cuatro detenidos acusados de intentar un "ataque terrorista", en mayo de 2009, contra una sinagoga y un centro judío de Nueva York ( http://bit.ly/dbku08 ) revela como el FBI (policía federal de EEUU) financió y preparó la operación, tras la difusión, en abril de 2009, de un documento donde se anunciaba la aparición de una oleada de "ataques antisemitas" en EEUU.
Tras el episodio del atentado "antisemita" frustrado, IAR Noticias, en un informe titulado: La "amenaza blanca" acecha a EEUU: ¿Cuál es el plan?, anticipó que ese hecho formaba parte de una nueva estrategia de control y manipulación con el "terrorismo" que incorporaba el "peligro antisemita" como complemento del "peligro terrorista islámico".
Señalamos que, a diferencia de Bush, que inventaba conspiraciones con el "terrorismo islámico" para perseguir y espiar a sus enemigos internos, Obama estaba preparando el terreno para la utilización de la conspiración de "derecha" antisemita con el mismo objetivo.
La nueva estrategia puesta en marcha con el intento de "ataque antisemita" sobrevino luego de la difusión de documentos de inteligencia advirtiendo que en EEUU se gestaba una Conspiración del "extremismo de derecha" antisemita, que complementaba en un solo paquete operativo el "peligro islámico" con el "peligro antisemita", y la necesidad exportarlo a escala planetaria como una nueva hipótesis de conflicto que recreara -como principal bandera de consenso internacional- la amenaza de un "nuevo Holocausto judío" por medio de atentados biológicos, químicos o explosivos.

Según informa la agencia EFE, los cuatro hombres detenidos hace más de un año acusados de querer atentar contra una sinagoga y un centro judío de Nueva York dijeron el lunes que fue el FBI el que los incitó a participar en esos supuestos ataques con la falsa promesa de recibir dinero en efectivo.

Durante una vista que tuvo lugar en el Tribunal Federal de White Plains, en el estado de Nueva York, la jueza Colleen McMahon, escuchó los argumentos de los acusados para solicitar su puesta en libertad bajo fianza.

Sus abogados defendieron la inocencia de sus clientes y aseguraron que éstos sólo quisieron participar en los ataques frustrados cuando un agente encubierto del FBI les prometió a cambio 250.000 dólares en efectivo y varios vehículos.

Los delitos de los que se acusa a James Cromitie, Davis Williams, Onta Williams, y Laguerre Payen, son conspiración e intento de utilizar armas de destrucción masiva en EEUU, así como de intentar la compra y uso de misiles antiaéreos y el asesinato de oficiales y funcionarios estadounidenses.

Si la justicia les declarara "culpables" se enfrentarían a condenas que podrían conllevar cadena perpetua.

Según la cadena de televisión local, la abogada de Williams, Susanne Brody, aseguró que los acusados no tenían predisposición a hacer daño "antes de que el Gobierno se involucrara" y que "si entonces no eran un peligro, tampoco lo son ahora".

Los acusados fueron detenidos el 20 de mayo de 2009 en el barrio neoyorquino de El Bronx, después de haber sido supuestamente "vigilados" durante meses por el FBI y otras fuerzas de seguridad.

James Cromitie fue señalado el cabecilla del grupo, según había informado el responsable de la Policía de Nueva York, Raymond Kelly, quien detalló que eran "delincuentes de poca monta" que querían hacer la "yihad" en EEUU.

Los "sospechosos" fueron detenidos poco después de colocar lo que ellos creían que era un explosivo en el maletero de un automóvil ante una sinagoga del barrio de Riverdale, en El Bronx, y otras dos bombas falsas en el asiento trasero de un vehículo estacionado en otro centro judío cercano.

La selección del jurado para el juicio tendría que haber empezado la semana pasada pero fue retrasada después que la jueza interrumpiera el proceso al considerar que los fiscales estaban reteniendo documentación clave para la defensa.


Luego del frustrado intento de "ataque antisemita", del cual se acusa a los detenidos denunciantes, en junio pasado, se produjo un supuesto ataque al Museo del Holocausto en EEUU realizado por un hombre supuestamente asociado a los grupos supremacistas blancos.

El nuevo episodio "terrorista" sirvió para activar de nuevo la "amenaza antisemita" vinculada con grupos de la "derecha racista" declarados por la inteligencia oficial como la "mayor amenaza" a la seguridad nacional. Todo ensamblaba con la nueva hipótesis de "terrorismo" lanzada por el gobierno de Obama.

El plan con el "peligro antisemita"

A sólo cuatro semanas del documento de advertencia del "peligro antisemita", en abril de 2009, el FBI "materializó la amenaza (hizo aparecer el "peligro") anunciando, el 20 de mayo, que fueron detenidas cuatro personas sospechadas de planear atentados contra objetivos militares y un templo judío en Nueva York.

Según la versión oficial, los cuatro hombres fueron apresados por el FBI después de haber comprado misiles y material explosivo falso de acuerdo con datos suministrado por un "infiltrado".

Según la investigación, planeaban detonar un automóvil con explosivos plásticos frente a un templo judío en el barrio de Riverdale, en el Bronx, y lanzar misiles tierra-aire Stinger a los aviones militares de la base de la Guardia Nacional Aérea de Nueva York en el aeropuerto Stewart en Newburgh, dijeron las autoridades.

Hasta ahí, el modus operandi ("descubrir el plan" antes de que suceda el atentado) era el mismo que venían practicando, desde el 11-S en adelante, la CIA y las agencias estadounidenses y británicas para mantener "actualizadas" las amenazas del "terrorismo islámico" en EEUU y Europa.

Pero el dato central que diferencia a estas nuevas operaciones de reciclamiento del "miedo al terrorismo" consiste en la inclusión de un templo judío dentro de los blancos fijados por los supuestos "terroristas" detenidos.

El informe oficial consignaba que en abril de 2009, los acusados seleccionaron la sinagoga y el centro comunitario judío como los objetivos principales de su ataque, además comenzaron a vigilar y tomaron fotografías de aviones militares en la base militar del aeropuerto de Stewart.

El fiscal del caso, Lev Dassin, sostuvo por entonces que los acusados "querían cometer ataques terroristas antisemitas", y que "seleccionaron y buscaron las armas necesarias para llevar a cabo sus planes" .

"Este intento de atacar nuestras libertades, pone de manifiesto que las amenazas a la seguridad son lamentablemente muy reales", señaló Michael Bloomberg, alcalde judío de Nueva York.

A la "acusación" oficial montada contra los 4 "sospechosos" de planear el nuevo acto terrorista, se agregaba al "descubrimiento" de una supuesta operación de "terrorismo" contra aviones en vuelo (que recreaba el miedo a "nuevo 11-S" en Nueva York).

En este escenario, el intento de ataque contra un templo judío confirmaba la "conspiración de la derecha antisemita" denunciada por le Ministerio de Seguridad Interior en abril de 2009.

La nueva estrategia "contraterrorista"

Bush y el lobby judío de halcones neocon, edificaron consenso y apoyo interno agitando y denunciando el peligro del "terrorismo islámico" como amenaza permanente a la "seguridad nacional" de EEUU. Dentro de esa bolsa metían a todos los que se le oponían.

Tanto Washington como las potencias de la Unión Europea han mantenido históricamente denuncias constantes de "ataques terroristas islámicos" en planes de ejecución, pero que efectivamente no han sucedido, desde el 7 de julio de 2005, fecha del atentado terrorista al metro de Londres.

En ese sentido, son ejemplos paradigmáticos los "comunicados" de Al Qaeda y las frecuentes apariciones de Bin Laden en los clásicos videos y grabaciones, así como las también constantes revelaciones y denuncias de "planes terroristas" por parte de EEUU, Gran Bretaña y los gobiernos de las principales potencias europeas.

Obama y el lobby judío liberal que lo secunda parecen iniciar otra práctica: El peligro acechante de la "derecha antisemita" que amenaza con el odio racial y la desintegración social de EEUU.


La estrategia es funcional al plan del Mossad judío de instalar -tras el fracaso de la operación militar contra Hamás en Gaza que culminó en una masacre repudiada a escala mundial- un nuevo ciclo de "persecución racial" contra la comunidad judía que devuelva Israel parte de su "prestigio" perdido y lave su cara de "genocida del pueblo de Gaza".

De esta manera, la "guerra contraterrorista" de Bush se complementa con la figura del "terrorismo antisemita" que incorpora la amenaza de un nuevo "Holocausto judío" como justificación de eventuales (y planificadas) acciones militares "preventivas" por parte de Israel y EEUU contra los países islámicos o árabes situados en el "eje del mal".

Así como la doctrina emergente de los ataques del 11-S en EEUU sirvió para justificar las invasiones militares "preventivas" a Irak y Afganistán (léase nuevas conquistas de mercado y apoderamiento de recursos estratégicos como el petróleo y el gas), la nueva estrategia con el "terrorismo antisemita" parece apuntar a crear un escenario internacional de "persecución antisemita" que restaure el prestigio y la legitimidad perdida del Estado de Israel, hoy condenado y repudiado mundialmente por las masacres de civiles en Líbano y Gaza.

(Extraído de www.iarnoticias.com)

martes, 29 de junio de 2010

Plana mayor militar USA-Israel se reúne para "evaluar amenazas"


(IAR Noticias)
29/6/2010

En medio de una nueva tensión regional, desde Toronto, EEUU y Tel Aviv partieron tres señales concretas. Con Berlusconi como emisario, líderes del G-8 reunidos en Canadá expresaron el domingo su "certeza" de que el Estado judío va a emprender acciones militares contra Irán. El mismo día, en Tel Aviv, el jefe de Estado Mayor militar de EEUU y su par israelí se reunieron para "evaluar amenazas" regionales. Simultáneamente, el director de la CIA, Leon Panetta, advirtió el domingo que Irán está en condiciones de construir dos bombas nucleares en dos años, ya que tiene capacidad suficiente de uranio enriquecido. Estos hechos fueron precedidos de movimientos militares de Irán en la frontera con Azerbaiján, denunciando que Israel y EEUU preparan un ataque contra sus instalaciones desde ese país.
Como señalan los expertos, el domingo fue un día "muy particular".

El domingo fue una jornada de "extrañas coincidencias", cuyo trámite fue ignorado por la prensa internacional que dio las "noticias" por separado y sin ningún análisis de conexión.

El jefe de Estado Mayor militar de EEUU, almirante Michael Mullen, se reunió el domingo en Tel Aviv con el comandante en jefe del Ejército israelí, teniente general Gabi Ashkenazi, con el objetivo, según la prensa israelí de analizar desafíos y amenazas regionales de "mutuo interés".

Los dos altos jefes militares mantuvieron una reunión cara a cara, así como una conferencia colectiva con altos oficiales militares y de seguridad israelíes, incluyendo al comandante de la Marina y el jefe del Directorio de Planificación del Ejército.

Mullen, según el diario Haaretz, señaló que fue una reunión periódica conjunta que los Estados Mayores de ambos países realizan para evaluar amenazas, desde el punto de vista israelí y atendiendo a los intereses de EEUU ligados al Estado de Israel.

Ashkenazi, según la prensa israelí, felicitó a Mullen por sus numerosas visitas a Israel, y subrayó que ambos se reunieron en varias oportunidades en el pasado. Sobre la reunión dijo que fue fructífera "debido a que el almirante Mullen se ocupó de promocionar las relaciones y la cooperación entre las fuerzas armadas".

El jefe en comandante de Tzáhal (ejército israelí) subrayó que la relación personal y organizativa entre los dos es excepcional y de las mejores entre los dos países. Ashkenazi dijo: "Considero al almirante Mullen un amigo, y un compañero en todo lo relacionado a la seguridad del Estado de Israel", añadió citado por la prensa judía.

El domingo fue una jornada de "extrañas coincidencias", cuyo trámite fue ignorado por la prensa internacional que dio las "noticias" por separado y sin ningún análisis de conexión.

El jefe de Estado Mayor militar de EEUU, almirante Michael Mullen, se reunió el domingo en Tel Aviv con el comandante en jefe del Ejército israelí, teniente general Gabi Ashkenazi, con el objetivo, según la prensa israelí de analizar desafíos y amenazas regionales de "mutuo interés".

Los dos altos jefes militares mantuvieron una reunión cara a cara, así como una conferencia colectiva con altos oficiales militares y de seguridad israelíes, incluyendo al comandante de la Marina y el jefe del Directorio de Planificación del Ejército.

Mullen, según el diario Haaretz, señaló que fue una reunión periódica conjunta que los Estados Mayores de ambos países realizan para evaluar amenazas, desde el punto de vista israelí y atendiendo a los intereses de EEUU ligados al Estado de Israel.

Ashkenazi, según la prensa israelí, felicitó a Mullen por sus numerosas visitas a Israel, y subrayó que ambos se reunieron en varias oportunidades en el pasado. Sobre la reunión dijo que fue fructífera "debido a que el almirante Mullen se ocupó de promocionar las relaciones y la cooperación entre las fuerzas armadas".

El jefe en comandante de Tzáhal (ejército israelí) subrayó que la relación personal y organizativa entre los dos es excepcional y de las mejores entre los dos países. Ashkenazi dijo: "Considero al almirante Mullen un amigo, y un compañero en todo lo relacionado a la seguridad del Estado de Israel", añadió citado por la prensa judía.

Antes de la cumbre militar, el alto jefe militar estadounidense se reunió con el ministro de Defensa de Israel, Ehud Barak.


El mismo día, desde la cumbre en Toronto, Canadá, el primer ministro Italiano, Silvio Berlusconi, expresó que los líderes mundiales del G-8 "creen con toda certeza" que Israel puede atacar objetivos militares en Irán para evitar que pueda hacerse con armas nucleares.

“Irán no está garantizando una producción pacífica de energía nuclear, así que los miembros del G-8 están preocupados y creen con toda certeza que Israel probablemente reaccionará de manera preventiva”, aseguró Berlusconi a los periodistas en unas declaraciones recogidas el lunes por el diario israelí Haaretz.

Durante la semana pasada, Uzi Arad, cabeza del Consejo Nacional de Seguridad de Israel y confidente del Primer Ministro Benjamín Netaniahu, había deslizado que “la última ronda de sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU contra Irán es inadecuado para frustrar su progreso nuclear. Una operación militar preventiva podría ser eventualmente necesaria".

Los líderes del G-8 –formado por Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Japón, Rusia y EEUU– dedicaron buena parte de la jornada del sábado a debatir sobre los programas nucleares que desarrolla Pyongyang y Teherán.

Luego el G-8 hizo público un comunicado en el que insta a Irán a que “respete la ley” y “mantenga” un “diálogo transparente” sobre sus ambiciones nucleares.

Las sorpresivas revelaciones de Berlusconi estuvieron precedidas la semana pasada por la publicación en Haaretz de movimientos militares israelíes en Arabia Saudi que podrían formar parte de los preparativos para bombardear objetivos militares en Irán a través de un corredor aéreo saudí.

La prensa egipcia, por su parte, publico también el pasado fin de semana que una flota norteamericana compuesta por diez fragatas y un portaaviones cruzó en Canal de Suez rumbo al Mar Rojo.

Irán se hizo eco de estos movimientos y rumores movilizando tropas y equipos militares .

“La movilización se hace por la presencia de fuerzas americanas e israelíes en la frontera noroeste”, explicitó el General Mehdi Moini, comandante de las tropas de la Guardia Revolucionaria.

Moini agregó que buscarán neutralizar los movimientos militares de EEUU e Israel en dirección a Azerbaiján “porque algunos países occidentales buscan fomentar los conflictos étnicos para desestabilizar a la región".

Según la versión deTeherán, tropas estadounidenses e israelíes se alistan en las bases militares y aéreas de Azerbaiján para ejecutar desde allí un ataque a las instalaciones nucleares de Irán.

En ese marco, el gobierno de Ahmadinejad declaró el "estado de guerra" en su frontera noroeste, en la zona del mar Caspio.

Fuentes militares iraníes justificaron el despliegue militar afirmando que en los últimos días Israel transfirió secretamente un importante número de aviones bombarderos a las bases de Azerbaiján, vía Georgia, y que también se preparan en el país limítrofe las fuerzas especiales del ejército de los EEUU.


Toda esta conjunción de "señales" políticas y militares, coincidió a su vez con una advertencia del director de la CIA, Leon Panetta, quién afrmó el domingo que Irán está en capacidad de construir dos bombas nucleares en dos años, ya que tiene capacidad suficiente de uranio enriquecido.

En declaraciones a la cadena televisiva ABC, Panetta dijo dudar de que las recientes sanciones de la ONU vayan a poner fin a las ambiciones nucleares de Teherán, aunque el régimen islámico asegura que su plan atómico sólo apunta a la producción de energía con fines pacíficos.

El jefe de la Agencia afirmó que las sanciones podrían ayudar a debilitar a Teherán al crear graves problemas económicos, pero que probablemente no van a impedir que siga con sus ambiciones de desarrollar su capacidad nuclear.

En suma, un conjunto de "señales" simultáneas emitidas en un escenario marcado por la decisión de Irán de no reanudar las negociaciones nucleares luego de las últimas sanciones económicas aplicadas en su contra por la ONU, la Unión Europea y EEUU.

(Extraído de www.iarnoticias.com)

jueves, 24 de junio de 2010

El cazador de Bin Laden vuelve a casa tras ser detenido en Pakistán


Gary Faulkner se presentó allí con una pistola y una espada para matar al líder de Al Qaeda. Ha vuelto a casa pero piensa repetir

publico.es
Londres
24/6/2010

¿Cuáles son las herramientas para matar a Bin Laden? Según el estadounidense Gary Faulkner, una espada, un cuchillo, una pistola y un dispositivo de visión nocturna. Éste fue el arsenal con el que se presentó a principios de mes en la Frontera entre Afganistán y Pakistán con el objetivo de cazar al líder de al Qaeda.

Pero su limitado poder de camuflaje hizo que fuera detenido el pasado día 13 por las Autoridades paquistaníes y enviado de vuelta ayer a Colorado. En su regreso a casa, Faulkner dice que lo volverá a intentar. El precio que el Gobierno estadounidense le ha puesto a la cabeza de Bin Laden lo merece: 25 millones de dólares.

A su llegada al aeropuerto de Denver anoche, dijo a los periodistas que lo único que quería hacer "era descansar". Pero Faulkner no piensa cejar en su empeño: "Por supuesto que voy a volver. Os enteraréis a finales de agosto", dijo.

Tras agradecer el buen trato que los agentes paquistaníes que lo detuvieron le habían dado, Faulkner volvió a la carga en la cadena de televisión KTLA. "No podemos dejar que gente así nos asuste. A nosotros no nos asusta esta gente, somos nosotros los que les asustamos y de eso es de lo que se trata todo esto", aseguró.

Faulkner, un trabajador de la construcción en el paro, vendió todas sus herramientas para financiar seis viajes que, según dice la agencia PA, han sido considerados por sus allegados como misiones al estlo Rambo para capturar o matar a Bin Laden. Al parecer, el estadounidense se dejó crecer la barba y el pelo para no llamar tanto la atención.

"No está loco"

Su hermano Scott, dijo la semana pasada que su hermano no estaba loco, sino que estaba convencido de poder coger al hombre que el Ejército de EEUU no ha podido encontrar desde los atentados del 11 de septiembre de 2001. "¿Que es algo fuera de lo normal?, sí, claro que lo es. Pero ¿mi hermano está loco?, pues no. ¿Si llevara un uniforme y formara parte de una operación especial estaría loco?", dijo.

El Departamento de Estado estadounidense declinó hacer ningún tipo de comentario sobre el viaje tan especial de Faulkner, aunque admitieron haber estado en contacto con él una vez detenido todo el tiempo.

Faulkner salió de Colorado el 30 de mayo y su hermano, que lo dejó en el aeropuerto, asegura que no estaba seguro de si lo volvería a ver. Además, los familiares dijeron que cuando salió de casa lo hizo sin armas y con un visado totalmente en regla para viajar a Pakistán, por lo que las Autoridades no pudieron encontrar cargos contra él.

No contentos con el caso de su hermano, la familia anima a más gente a ir en busca y capturar de Bin Laden. "Estoy seguro de que a partir de ahora va a haber un esfuerzo renovado por pillar a este tipo. Aún está en busca y captura y está en libertad", dijo Scott Faulkner.

(Extraído de www.publico.es)

martes, 22 de junio de 2010

La UE vigilará a los ciudadanos de opiniones radicales


Irene Lozano
cuarto poder
22/6/2010

Entre los logros de la Presidencia española de la Unión Europea, ha pasado prácticamente desapercibida la aprobación de un programa de vigilancia y recolección sistemática de datos personales de ciudadanos sospechosos de experimentar un proceso de “radicalización”. Este programa puede dirigirse contra individuos involucrados en grupos de “extrema izquierda o derecha, nacionalistas, religiosos o antiglobalización”, según figura en los documentos oficiales.

El pasado 26 de abril, el Consejo de la Unión Europea reunido en Luxemburgo abordó el punto del orden del día titulado “Radicalización en la UE”, que concluyó con la aprobación del documento 8570/10. La iniciativa forma parte de la estrategia de prevención del terrorismo en Europa, y se concibió inicialmente para grupos terroristas islámicos. Sin embargo, el documento extiende la sospecha de tal forma y en términos tan genéricos que da cobertura a la vigilancia policial de cualquier individuo o grupo sospechoso de haberse radicalizado. Así, un activista de una organización civil, política o ciudadana, sin vínculos con el terrorismo, podría ser espiado en el marco de un programa que invita a investigar desde el “grado de compromiso ideológico o político” del sospechoso, hasta si su situación económica es de “desempleo, deterioro, pérdida de una beca o de ayuda financiera”.

El documento aprobado recomienda a los Estados miembros que “compartan información relativa a los procesos de radicalización”. ¿Qué entiende la UE por radicalización? El texto debería definir el concepto, pues eso permitiría acotar la vigilancia al ámbito del terrorismo islamista, pero no lo hace. Se insta, por el contrario, a considerar entre los objetivos a todo tipo de defensores de ideas heterodoxas. El acuerdo pone también bajo la lupa policial a ciudadanos que defiendan las ideas radicales clásicas, las de aquellos partidarios del reformismo democrático que tanto bien han hecho a la democracia. Incluso podría aplicarse contra quienes se consideren radicales en sentido etimológico, pues “radical” es, ni más ni menos, el que aborda los problemas en su raíz.

El acuerdo pulveriza el espíritu europeo de tolerancia hacia todas las ideas, siempre que se defiendan mediante la palabra pues, en su afán de prevenir el terrorismo, amplia el abanico de sospechosos hasta diluir la notable diferencia entre los medios con que se defienden las ideas y las ideas mismas.

El programa completo de vigilancia está recogido en un documento anterior, el 7984/10, titulado “Instrumento para almacenar datos e información sobre procesos de radicalización violenta”, de marzo de este año. Casualmente, a este texto se le dio carácter confidencial, y sólo se ha conocido gracias a que la organización de defensa de las libertades civiles statewatch.org ha tenido acceso a él y lo ha hecho público. La ONG denuncia que este programa “no se dirige en primer lugar hacia personas o grupos que pretendan cometer atentados terroristas, sino a gente que tiene puntos de vista radicales, a los que se define como propagadores de mensajes radicales”.

Entre los objetivos del documento secreto figura “combatir la radicalización y el reclutamiento”, e incluye alusiones relativas a la persecución de quienes inciten al odio o a la violencia que sí parecen dirigidas a grupos terroristas o filoterroristas. Sin embargo, éstas resultan innecesarias, pues ya están castigadas en la legislación penal de los países europeos. El texto alude indistintamente a la “radicalización” y la “radicalización violenta”, asociando el recurso a la violencia con todo tipo de ideas extremas o antisistema. El documento invita a los gobiernos a vigilar “los mensajes de radicalización” hasta un punto rayano en la vulneración de la libertad de expresión. El programa invita a escrutar las audiencias a las que se dirigen los mensajes radicales, si éstos apoyan o no la violencia, si existen otros grupos con las mismas ideas que renieguen de la violencia, cómo se transmiten los mensajes radicales, etc.


Al descender al detalle de la vigilancia individual, recomienda investigar incluso los sentimientos de las personas que militen en grupos sospechosos, mediante planteamientos como el que insta a recabar información sobre los “sentimientos de la persona en relación con su nueva identidad colectiva y los miembros del grupo”. Y con preguntas como: “¿Ha hecho la persona comentarios sobre asuntos, principalmente de naturaleza política, usando argumentos basados en mensajes radicales? ¿Ha hecho comentarios sobre su intención de tomar parte en un acto violento?”. De este modo, el acuerdo abre una peligrosa vía de persecución de las ideas, los argumentos y hasta los estados de ánimo.

La reunión en la que se aprobó este programa de vigilancia ciudadana estuvo presidida por el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ya que España ostentaba la Presidencia de turno de la UE. Asistió también el secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, así como la mayor parte de los ministros de Asuntos Exteriores comunitarios.

(Extraído de www.cuartopoder.es)

jueves, 17 de junio de 2010

EEUU fusilará mañana a un preso por primera vez en 14 años


El condenado, Ronnie Lee Gardner, tendrá una diana en el corazón y le dispararán cinco tiradores, uno con balas de salva

EFE Washington
17/6/2010

Estados Unidos ejecutará mañana a Ronnie Lee Gardner mediante los disparos de un pelotón de fusilamiento en Utah, un método que eligió el preso y que no se ha utilizado desde 1996 en este país, según el periódico The Salt Lake Tribune.

Este tipo de ejecución fue eliminada de la ley de este estado del noroeste del país en 2004, pero Gardner fue sentenciado por matar al abogado Michael Burdell muchos años antes, en 1985, cuando intentó escapar durante una audiencia judicial en la que era acusado de robo y homicidio.

La oficina del Fiscal General del estado dijo que se puede argumentar que Gardner no tiene el derecho a sustituir la inyección letal por los disparos de brigadas, pero que decidió no disputar su decisión. Su fusilamiento será el tercero en la historia de Estados Unidos desde que el Tribunal Supremo volvió a instaurar la pena capital en 1976.

Los dos anteriores fueron también en Utah, el único estado que mantuvo como legal esta elección entre inyección letal y disparos hasta 2004, cuando eliminó la ley por las críticas y por las expectaciones y publicidad que genera este tipo de ejecución.

Gardner eligió este método porque cree que es más humano, según dijo su abogado Andrew Parnes, pero el último ejecutado por disparos, John Albert Taylor, decidió morir de esta forma para avergonzar a las autoridades.

El preso será sentado y atado mañana a mediodía en una silla con una capucha y con una marca en el corazón, a modo de diana, para señalar dónde deben apuntar las cinco personas anónimas, certificadas como "agentes pacifistas", que apretarán el gatillo.

Momentos antes de su ejecución, el preso podrá pronunciar sus últimas palabras ante varios testigos, entre quienes habrá familiares de sus víctimas, dirigentes oficiales y periodistas.

El Gobierno ha permitido dos protestas de grupos opositores a la pena de muerte, en el Congreso del estado y cerca de la prisión, y habrá rezos por su muerte en la catedral de la capital del estado, Salt Lake City.

Otros cuatro presos de los diez que están sentenciados a pena de muerte en este estado, Ron Lafferty, Ralph Leroy Menzies, Troy Michael Kell y Taberon Dave Honie, han elegido también el fusilamiento para su ejecución.

(Extraído de www.publico.es)

martes, 15 de junio de 2010

A los niños estadounidenses les hacen glorificar a Obama

RT Estados Unidos
15/6/2010


En algunas escuelas estadounidenses los niños aprenden canciones dedicadas al presidente del país, Barack Obama. Muchos padres se muestran indignados por esta influencia política en la educación, que no corresponde con los valores norteamericanos.

“Podría ocurrir en una dictadura, no en este país”, supone Diane Butler, una madre desde el estado de Maryland, cuyo niño va a una escuela estatal. Los padres de los menores aseguran que la canción glorifica al presidente Obama.

Los padres en Maryland tampoco están contentos con la letra de la melodía que interpretan sus hijos, que vuelven de la escuela cantando: “Obama es bueno e inteligente, es el líder del país, y un ejemplo para la gente”.

“¡No me lo puedo creer!”, exclama otra madre. “Las escuelas van demasiado lejos. Su trabajo es enseñar a nuestros hijos, pero criarlos es la responsabilidad nuestra”. “Canten a Bush o a Obama, me da igual”, se conforma el padre de otro niño. “Me indigna la presencia de la política en la educación de los niños a esa edad”, agrega.

Como respuesta, los padres han escrito cartas a los directores de las escuelas, precisando que no se puede confundir política con enseñanza. Según ellos, estas canciones no tienen nada que ver con los valores estadounidenses y parecen una oración. “Es lo que hacían los seguidores de Hitler durante la guerra”, resume Butler.



(Extraído de actualidad.rt.com)