martes, 17 de noviembre de 2009

Pakistán al descubierto


por Saad Ali
WE ARE CHANGE CHICAGO
12/11/2009
Traducido por Martin (investigar11S), publicado el 17/11/2009

Pakistán ha sido catalogado como el país más peligroso del mundo, (un refugio seguro para los terroristas). Los líderes de nuestro país están ansiosos por invadirlo y los medios de comunicación están trabajando incansablemente para crear el temor que les permitirá hacerlo. El hecho de que sólo 6 cadenas dominen nuestros principales medios de comunicación, es obvio que nuestras fuentes de información sirven a los intereses de los que tienen el control. Por esa razón, preparé un viaje a Pakistán para descubrir lo que está pasando actualmente en ese país. Lo que descubrí me impresionó.

La primera parada de mi viaje fue Islamabad, Pakistán, la capital de la nación. Islamabad ha sido víctima de muchos ataques suicida en los útlimos años. Miles de personas han sido asesinadas por manos terroristas, también conocidos como Blackwater. Ex-miembros de la CIA han confirmado que Blackwater tiene más de 3000 operativos en todo el país. La cadena de noticias internacional de Pakistán informó de un creciente y sospechoso movimiento de extranjeros en Peshawar. Un habitante del lugar afirmó, “lo que que hemos estado oyendo sobre la presencia de Blackwater en Pakistán es alarmante”. El periodista de investigación Wayne Madsen daclaró en una entrevista para Russia Today, “fuentes de información provenientes de contratistas militares privados (CMP) me han dicho que un ex-agente de los servicios secretos británicos está básicamente poniendo anuncios en periódicos locales de Pakistán tratando de alquilar barracones para esta llegada de CMP”. Madsen también habló de 3 ex-generales pakistaníes que han estado dando conferencias, afirmando que estos contratistas están presentes en Islamabad y Peshawar.

También sabemos de los despiadados asesinatos de incontables civiles inocentes de los que Blackwater es responsable en Irak y Afganistán. Estos asesinos no son leales más que al dinero y su presencia en Pakistán ha enfadado a muchos. Hablando a varios medios independientes de comunicación diferentes pude situar el área que le ha sido asignada a los mercenarios de Blackwater en Islamabad ( en el caso de que lo quieras saber, permanecen en la región F-7). Ahora no es fácil llegar cerca de ese área porque la seguridad es extremadamente estricta. Pasar cerca de allí con el coche fue lo más que me pude aproximar.

No obstante, el hablar a gente diferente acerca de Blackwater y su agenda me abrió muchas puertas. Los EE.UU. no pueden invadir Pakistán sin una razón. Blackwater USA ha sido contratada para desestabilizar el país y crear la razón para su invasión. Se ha informado también que junto con Blackwater, agencias de inteligencia, la CIA, Mossad y Raw están trabajando en Pakistán. Ahora probablemente te estés preguntando cómo Blackwater y esas otras agencias desestabilizarían Pakistán. Bueno, están jugando con la carta del terror, como hicieron en Irak y Afganistán. ¿Quién está tras los ataques suicida que ocurren a diario en Pakistán? Para contestar a esto, echemos un vistazo a los hechos.

El 20 de septiembre de 2008 un camión volquete lleno de explosivos fue detonado frente al Hotel Marriott de Islamabad, matando a 54 personas e hiriendo a 266. Los medios de comunicación nos largaron la típica historia del ataque terrorista, como hicieron con el 11S. Pero según la noticia de Tariq But de la Gaceta Saudí, testigos afirmaron que marines descargaron un camión de la embajada que llevaba cajas de metal y las llevaron adentro del Hotel Marriott el miércoles, 3 días antes del atentado. Fue una operación de alta seguridad llevada a cabo con las dos puertas principales del hotel cerradas. Sólo los marines pudieron aproximarse al camión, descargar las cajas metálicas y meterlas. Fuentes del hotel afirmaron que las cajas no pasaron por las cámaras de seguridad del vestíbulo del hotel y que fueron llevadas a las plantas 4ª y 5ª del Marriott.

Atentados como el del Hotel Marriott de Pakistán ocurren rutinariamente. Pruebas circunstanciales confirman que el hecho de que Blackwater y otras agencias de inteligencia están profundamente involucradas en en estos atentados y los están usando para desestabilizar el país y crear miedo echando la culpa a los llamados “extremistas”. Hace poco, Peshawar fue víctima de una devastadora explosión en la que murieron 117 civiles pakistaníes inocentes.

La agencia de noticias local NNI ha informado de que Hakimullah Mehsud, el jefe del movimiento de los pastúnes pakistaníes ha culpado a Blackwater del atentado. Mehsud afirmó que “Blackwater y agencias pakistaníes están involucradas en los atentados en lugares públicos para [malintencionadamente] culpar a los militantes”.

Blaxkwater y otras agencias de inteligencia juegan sus cartas de diferente forma a lo largo del país. En algunas partes, incluyendo Islamabad, ellos crearon la guerra entre los militantes y el gobierno. En otros, sin embargo, vemos una guerra entre los chiíes y los suníes. Este tema me lleva a mi siguiente parada, Dera Ismail Khan. Esta ciudad ha visto más atentados que cualquier otra ciudad en el país. Más de 4000 personas han sido asesinadas en los últimos años. Según iba entrando en la ciudad me quedé de piedra ante lo que vi. Lo que una vez fue una pacífica y próspera ciudad ahora parecía un caótico estado policial. La policía recorría las calles armada completamente con ametralladoras y tanques. Soldados con AK-47s estaban situados en cada esquina de la ciudad. Todas las universidades y escuelas estaban cerradas y estábamos viviendo bajo el toque de queda. Tenía que mirar mi espalda todo el tiempo con la preocupación de que podía explotar una bomba, o alguien, salido de ninguna parte, empezaría a disparar contra gente inocente.

La mayoría de los días, mientras informaba, la gente me decía que me fuera a casa y estuviera a salvo; que había amenaza de bomba. Podía sentir la tensión entre los suníes y los chiíes dondequiera que iba. Mucha gente me dijo que crearon una guerra entre las dos sectas. Lo que me confundía era que los suníes y los chiíes habían convivido en Pakistán durante décadas y que nunca se habían enfrentado de esta forma. ¿Por qué han empezado a matarse ahora? Hablé con líderes suníes y chiíes y ambos me dijeron que había una tercera parte involucrada.

Inmediatamente pensé en la involucración de Blackwater en el conflicto Suní-Chií en Irak. Más tarde hablé con gente de los medios y líderes de partidos políticos acerca de Blackwater, y como yo había predicho, confirmaron su presencia. Este CMP está ahí fuera comprando y reclutando terroristas. Según la gente del lugar con la que hablé, Blackwater está reclutando a individuos golpeados por la pobreza para que lleven a cabo misiones. Estos reclutas no se pueden ni imaginar nada de lo que van a cometer. Por ejemplo, a un recluta al que se le ha pagado podría mandársele a que envíe un paquete, ese paquete después sería automáticamente detonado en el camino, cumpliendo la misión éxitosamente. Hablé con ex-miembros de los Talibán y me dijeron, “ estas explosiones de bombas no son obra de musulmanes que se suicidan por voluntad propia junto con cientos de hermanos, hermanas y niños. Pakistán ha sido salpicado con la sangre derramada por las manos de Blackwater, el Mossad, la CIA y Raw”.

La razón de que no hayamos oído hablar mucho de Blackwater en Pakistán, es porque los periodistas del país están siendo silenciados. Un reciente ejemplo de esto es la Dra. Shireen Mazari, una respetada periodista del News y analista de defensa. Hace dos meses, la columna semanal de la Dra. Mazari fue censurada cuando destapó la presencia de mercenarios de Blackwater en Pakistán. Según la Media Luna Online, el embajador de los EE.UU. en Pakistán, Anne Patterson acusó a la Dra. Mazari de difundir información “totalmente falsa” que había comprometido la seguridad de americanos. Hablé con un periodista (que por motivos de seguridad, deseó permanecer en el anonimato) en Islamabad, acerca de por qué se estaba silenciando a los periodistas. Dijo, “decir la palabra Blackwater” es un delito para los periodistas, no hay un código de conducta, te matarán a ti o a tu familia, es así de simple. Me contó cómo Blackwater tiene autoridad suprema en Pakistán, debido al corrupto gobierno. El llamado gobierno democrático de Pakistán ha sido vendido a los intereses del Nuevo Orden Mundial. No hay ley ni orden que venga de Islamabad. Los políticos, los medios de comunicación, los mandos del ejército son marionetas que son manejadas por el presidente Obama y sus manipuladores.

El presidente Obama dijo una vez, “tengo un gran respeto por la gente de Pakistán”. Asesinar a más de 800 hombres, mujeres y niños pakistaníes no es respeto Sr. Presidente. Los medios se avalanzan ante el hecho de que acabamos éxitosamente con el jefe de los talibán, Baitullah Mehsud, pero casi no se refirieron a los cientos asesinados en el camino. D.I. Khan es ahora el hogar de muchos refugiados supervivientes de Waziristán. Tuve la opotunidad de hablar con estos individuos acerca de su situación y sus sentimientos hacia este atroz crímen. Hamid Abdullah, un refugiado sobreviviendo con dificultad, perdió a su mujer y a sus hijos en los ataques. En su lengua materna, el Pastún, dijo, “América ha sido despiadada con nosotros, han matado a nuestras familias y no nos queda nada más que nuestra fé en Alá. Obama cree que su plan va a triunfar, sin embargo, en palabras del Sagrado Corán, Aunque ellos planeen, Alá también lo hace. Y Alá es el mejor de los planificadores”. Abdullah y otros viven actualmente en campos de refugiados cuyas condiciones son las peores de las peores.

¿Cuál es la verdadera razón tras esta agenda de deteriorar Pakistán? Para unir las piezas del puzzle, empecemos mirando a lo que los medios y nuestros líderes nos están contando. Para empezar, uno de los firmantes del PNAC, Richard Holbrooke, ha insistido en la absoluta necesidad de aprobar el proyecto de ley Kerry-Lugar, la ayuda de 1500 milones de dólares durante cinco años que se dará a Pakistán para combatir la guerra contra el terror. Además, un artículo del Huffington Post, informa de que los consejeros de la administración del presidente Obama dicen que su peor pesadilla es la posibilidad de que Pakistán – una potencia nuclear – pudiera caer bajo el control de militantes de Al Qaeda. Últimamente, el contribuyente del PNAC, Henry Sokolski, en un artículo, insinúa que la relación Pakistán-China supone una amenaza para el mundo y que se debe hacer algo para eliminarla. Una investigación más detallada de estas asunciones revela una mayor imagen de la que nos están mostrando.

El proyecto de ley Kerry-Lugar, que fue redactado por el presidente del Comité de Asuntos Exteriores del Senado, John Kerry y el importante republicano Richard Lugar, autoriza una ayuda de 1500 millones de dólares anuales durante 5 años. El proyecto de ley, explícita y falsamente afirma que “Pakistán ha sido un proliferador nuclear y que parte de sus territorios son refugios seguros para redes de terrorismo. El proyecto de ley le concede al presidente Obama el poder de desarrollar una exhaustiva estrategia de seguridad regional de interagencias para eliminar amenazas terroristas y cerrar los refugios seguros de Pakistán en colaboración con el gobierno – para implementar de la mejor manera unos esfuerzos efectivos en contrainsurgencia y contraterrorismo en las áreas y zonas próximas de la frontera de Pakistán y Afganistán, incluyendo la FATA (Areas Tribales Federalmente Administradas), la NWFP (Provincia de la Frontera del Noroeste), partes de Baluchistán y partes del Punjab. En otras palabras, el poder del presidente de los EE.UU. ahora ha sido extendido a diferentes provincias de Pakistán. Ahora puede tomar decisiones no sólo para los EE.UU., sino también para el estado soberano de Pakistán. El proyecto de ley Kerry-Lugar acabará éxitosamente con la soberanía de Pakistán. La gente está muy enfadada por ello, de hecho es conocido en Pakistán como el “documento de la rendición”.

Pakistán es una de las pocas naciones soberanas con poder nuclear y ha sido cada vez más evidente que los globalistas desean suprimirla. Los medios han creado este falso miedo entre el público americano de que los llamados terroristas están viviendo libremente en Pakistán y que derrocarán al deteriorado gobierno estableciendo un estado esponsor del terrorismo. Así que, por lo tanto, América debe invadir Pakistán y estabilizar la situación, antes de que los terroristas pongan sus manos sobre las armas nucleares. Un ejemplo de esto podría ser el artículo de Fredrick W. Kagen en el New York Times, escribe “ mientras el gobierno de Pakistán se tambalea, debemos afrontar un hecho: Los EE.UU. no pueden simplemente quedarse de pie a medida que una armada nuclearmente Pakistán desciende al abismo. La verdad es que, Pakistán está sufriendo los efectos de una guerra dirigida por los EE.UU. ¿Por qué invadir un país que no ha amenazado ni atacado a los EE.UU.?

La próxima amenaza para la agenda del Nuevo Orden Mundial yace detrás del crecimiento de las relaciones entre China y Pakistán. Para que China mantenga su estatus de superpotencia económica emergente, debe dar los pasos necesarios para poder tener suficientes recursos energéticos para el futuro próximo. Según un think-tank pakistaní, Brass Tacks, los intereses chinos en el Océano Índico se hicieron visibles en 2002, cuando inviertieron fuerte y empezaron a trabajar en el puerto de Gwadar, situado en Baluchistán, provincia de Pakistán. El puerto de Gwadar tiene beneficios para los dos países. Según Abdus Sattar Ghazalim, director ejecutivo de “Perspectiva Musulmana Americana”, "La relación costo-beneficio para China por utilizar el puerto de Gwadar en el oeste para las importaciones y exportaciones son tan evidentes como lo son los beneficios económicos a largo plazo para Pakistán, al convertirse Gwadar en un puerto para mercancías chinas”. Gwadar no sólo permite a China ver cumplidas sus necesidades energéticas, sino que también proveerá de un punto militar estratégico en en Mar Arábigo, que tiene preocupado a los EE.UU.

Para poder detener esto, los globalistas necesitan bloquear el acceso de China hacia el Mar Arábigo por Gwadar. Según Brass Tacks, para hacer esto, “ se necesita que haya un 'nuevo Pakistán' como se explica en la operación Enduring Turmoil (Torbellino Duradero). La Operación Torbellino Duradero es un plan del PNAC para desmembrar Pakistán en tres partes. Según la estrategia diseñada por el Teniente Coronel Ralph Peters en un artículo de 2006 de la Revista de las Fuerzas Armadas, “Las tribus de la provincia de la Frontera Noroeste de Pakistán serían reunidas con sus hermanas afganas y también perderían sus territorios de Baluch en favor de “Baluchistán Libre”. Lo que queda del Pakistán natural yacería enteramente al este del Indo, excepto por un saliente hacia el oeste cerca de Karachi. Con esto hecho, lo que una vez fue la NWFP, provincia de Pakistán, es ahora parte de Afganistán, y lo que fue una vez Baluchistán, provincia de Pakistán, es ahora su propio estado, Baluchistán Libre. Esto forzaría a China a ir imposiblemente a través de Afganistán y Baluchistán Libre para llegar al Mar Arábigo. Tal arreglo cortarían la ruta de China hacia el Mar Arábigo. Ver el mapa inferior para obtener un detallado resumen del plan.

Pakistán se ha convertido en un producto del Nuevo Orden Mundial. La agenda ha sido marcada, y está en marcha mientras hablamos. El país ha sido invadido por todas partes y la gente ha sido silenciada. Mi viaje a Pakistán contestó muchísimas preguntas que yo tenía sobre la región. Ver la destrucción de Pakistán con mis propios ojos realmente me dejó impresionado. Me di cuenta que tras Pakistán se desplazarán hacia otra región y continuarán con su plan para el Nuevo Orden Mundial. Lo que hemos visto que ocurre en aquellos países bien podremos verlo aquí en América, algo de lo que ya hemos visto. La destrucción de aquellos países no sólo está cumpliendo con una agenda, sino que también se está usando para examinar los terrenos. Debemos salir ahí fuera y destapar la agenda del Nuevo Orden Mundial antes de que sea demasiado tarde. Espero que mi artículo haya respondido a las preguntas que hayas podido tener y que te de una más idea amplia de lo que está ocurriendo en Pakistán.

(Extraído de www.11-septiembre-2001.biz)

Artículo original: Pakistan uncovered, by Saad Ali