lunes, 7 de junio de 2010

Detenido un militar de EEUU que colgó en la red documentos secretos


Bradley Manning fue quien colgó en Internet el vídeo en el que un helicóptero estadounidense acribillaba a doce civiles en Bagdad

Público.es
7/6/2010


Bradley Manning, militar estadounidense perteneciente al servicio de Inteligencia norteamericano, ha sido arrestado en Kuwait después de haber colgado en Internet numerosos documentos militares clasificados, según informa Wired.com.

Manning, de 22 años, utilizó la página WikiLeaks para compartir este tipo de información, entre la que se encontrarían 260.000 cables diplomáticos clasificados de Estados Unidos y el vídeo que se dio a conocer hace unos meses en el que se podía ver el asesinato de civiles en Bagdad en el año 2007, aunque la web no ha confirmado a Manning como su fuente para obtener la grabación. WikiLeaks también se desmarca, según informa la cadena británica BBC, de los más de 200.000 cables diplomáticos que Manning asegura haber colgado en la web, algo que niegan.

Fue el ex pirata informático, Adrian Lamo, quien delató a Manning, quien "se jactaba" de haber enviado el vídeo a WikiLeaks, así como otra grabación de un bombardeo en Afganistán del año pasado. Ambos conversaron a través de la red y de este modo Lamo pudo conocer las tropelías de Manning.

"Hillary Clinton y miles de diplomáticos en todo el mundo van a sufrir un ataque al corazón cuando se despierten una mañana y descubran que un repositorio completo de documentos clasificados sobre política internacional está disponible al público", llegó a escribir Manning.

Algo de lo que no estaba nada arrepentido y que justificaba con el siguiente planteamiento. "Si tuvieras acceso a información confidencial 14 horas al día, siete días a la semana durante más de ocho meses, ¿qué harías?". Fue cuando Manning confesó a Lamo que había colgado un cuarto de millón de documentos diplomáticos clasificados cuando éste último decidió dirigirse al Ejército norteamericano.

Según informa Wired.com, Lamo se reunió con miembros del FBI en un Starbucks cercano a su casa de Carmichael (California) para hacerles entrega de una copia de las conversaciones de chat que había mantenido con Manning. En su segundo encuentro, los agentes informaron a Lamo que Manning había sido arrestado.

El propio Lamo reconoce que no fue fácil para él entregar a Manning, porque ha contribuido a los fondos de WikiLeaks en el pasado. "No lo habría hecho si no hubiera vidas en peligro", aseguró. "Él estaba en una zona de guerra, aspirando toda la información confidencial que podía y lanzándola al aire".

De momento se desconoce qué ocurrirá con el caso de Manning, que aún está pendiente de investigación por parte del Ejército estadounidense.

(Extraído de www.publico.es)