jueves, 17 de junio de 2010

EEUU fusilará mañana a un preso por primera vez en 14 años


El condenado, Ronnie Lee Gardner, tendrá una diana en el corazón y le dispararán cinco tiradores, uno con balas de salva

EFE Washington
17/6/2010

Estados Unidos ejecutará mañana a Ronnie Lee Gardner mediante los disparos de un pelotón de fusilamiento en Utah, un método que eligió el preso y que no se ha utilizado desde 1996 en este país, según el periódico The Salt Lake Tribune.

Este tipo de ejecución fue eliminada de la ley de este estado del noroeste del país en 2004, pero Gardner fue sentenciado por matar al abogado Michael Burdell muchos años antes, en 1985, cuando intentó escapar durante una audiencia judicial en la que era acusado de robo y homicidio.

La oficina del Fiscal General del estado dijo que se puede argumentar que Gardner no tiene el derecho a sustituir la inyección letal por los disparos de brigadas, pero que decidió no disputar su decisión. Su fusilamiento será el tercero en la historia de Estados Unidos desde que el Tribunal Supremo volvió a instaurar la pena capital en 1976.

Los dos anteriores fueron también en Utah, el único estado que mantuvo como legal esta elección entre inyección letal y disparos hasta 2004, cuando eliminó la ley por las críticas y por las expectaciones y publicidad que genera este tipo de ejecución.

Gardner eligió este método porque cree que es más humano, según dijo su abogado Andrew Parnes, pero el último ejecutado por disparos, John Albert Taylor, decidió morir de esta forma para avergonzar a las autoridades.

El preso será sentado y atado mañana a mediodía en una silla con una capucha y con una marca en el corazón, a modo de diana, para señalar dónde deben apuntar las cinco personas anónimas, certificadas como "agentes pacifistas", que apretarán el gatillo.

Momentos antes de su ejecución, el preso podrá pronunciar sus últimas palabras ante varios testigos, entre quienes habrá familiares de sus víctimas, dirigentes oficiales y periodistas.

El Gobierno ha permitido dos protestas de grupos opositores a la pena de muerte, en el Congreso del estado y cerca de la prisión, y habrá rezos por su muerte en la catedral de la capital del estado, Salt Lake City.

Otros cuatro presos de los diez que están sentenciados a pena de muerte en este estado, Ron Lafferty, Ralph Leroy Menzies, Troy Michael Kell y Taberon Dave Honie, han elegido también el fusilamiento para su ejecución.

(Extraído de www.publico.es)