martes, 12 de mayo de 2009

Ataque al USS Liberty

8/4/2009

El 8 de Junio de 1967, mientras se desarrollaba el cuarto día en la Guerra de los Seis Días el buque de inteligencia electrónica norteamericano USS Liberty que se encontraba destinado en el Mediterráneo fue atacado por aviones de combate Mirage y Mystere, así como por torpederos israelíes mientras se encontraba en aguas internacionales al norte de la Península del Sinaí, aproximadamente a 25.5 millas náuticas (47.2 Km) al noroeste de la ciudad egipcia de Arish.

En este ataque combinado, en el que además se ametrallaron las lanchas salvavidas en las que los supervivientes intentaban huir, murieron 34 marineros, 170 resultaron heridos, resultando el USS Liberty seriamente dañado.

Mientras se desarrollaba la operación, todas las antenas de comunicación del barco fueron destruidas, así que la llamada de ayuda tardó en emitirse. Tras 10 minutos de intentos, por fin se pudo hacer, y el portaaviones USS. Saratoga envió cuatro cazas en apoyo del USS Liberty . Cuando en Washington se supo que el ataque en vez de provenir de fuerzas egipcias provenía de la IDF el por entonces Secretario de Defensa Robert McNamara les ordeno regresar.

Poco después de terminar el ataque, el IDF informó a los EEUU que todo se había debido a una desafortunada cadena de errores en su cuadro de mando, que anteriormente se había requerido a la armada americana información sobre la presencia de sus buques en la zona, y no se había informado sobre el USS Liberty.

El error, según se dijo entonces, consistió en confundir dicha nave con el destructor egipcio “El Quseir”


Se concluyo en que no había motivo para atacar a un aliado de Israel, que todo se debió a la tensa atmósfera que se respiraba en la Guerra de los Seis Días, y que aunque un ataque sobre las fuerzas armadas de una nación amiga es un acontecimiento doloroso y no deseable, los incidentes de este tipo ocurrían desgraciadamente en las guerras. Las autoridades norteamericanas afirmaron que aunque el USS Liberty se encontraba en aguas internacionales se le había ordenado internarse aún más, pero que lamentablemente problemas de comunicaciones hicieron que el mensaje llegara después del ataque.

En cambio hay quien afirma que el ataque fue premeditado, y se exponen algunas razones que al menos dejan hacen meditar sobre ello:

Se afirma que varios aviones (supuestamente israelíes) volaron sobre él a intervalos regulares, y algunos a baja altura. El buque americano tenía el doble de tamaño que “El Quseir”, y a 30m sobre su puente hondeaba la bandera norteamericana. Además sobre su casco llevaba impresos caracteres latinos, no árabes. Además con todo el armamento con que contaba, consistía en 4 ametralladoras de calibre .50 para defenderse en caso de ataque de naves piratas.

Los defensores de este planteamiento además de los marineros supervivientes, fueron los antiguos funcionarios del gobierno americano como el antiguo director de la CIA, Richard Helms, el por entonces secretario de Estado Dean Rusk, y el Almirante Thomas Hinman Moorer, Jefe de Operaciones Navales a la vez que Jefe del Estado Mayor, el cual llevó a cabo una investigación independiente en la cual se concluyó que el ataque fue deliberado.

En algunas fuentes se afirma que se pensaba que el USS Liberty se estaba interceptando las comunicaciones israelíes y que dado que la toma de los altos del Golam era inminente, no se quería que los topos rusos infiltrados en la CIA informasen a su país sobre esta circunstancia, ya que se temía una rápida ayuda soviética a Siria.

En otras se sostiene que todo fue realizado para que no se supiera de la responsabilidad hebrea en una matanza de presos egipcios ocurrida en la Península del Sinaí. Fosas descubiertas en 1995 y noticia difundida por la CNN, el New York Times y otros medios.

También se especula con que el intento de hundimiento respondía a culpar a los egipcios y así involucrar a los EEUU en la guerra.

Cuando se comprobó que el barco era americano, los torpederos regresaron para ofrecer ayuda, la cual fue rechazada por la tripulación el USS Liberty. Una vez que la embajada en Tel-Aviv tuvo informe del incidente, el agregado naval voló en helicóptero hasta la zona y escoltado por unidades de la 6ª Flota se tomó rumbo a Malta, donde se le sometió a reparaciones.

Allí se contabilizaron más de 800 impactos en el casco y un gran agujero causado por uno de los torpedos, el cual sesgó la vida de muchos hombres.


La administración Johnson no rebatió públicamente el motivo aducido por las autoridades hebreas, y se dijo que efectivamente se había tratado de un error desastroso. Pero los documentos internos obtenidos por la “Lyndon B. Johnson Presidential Library” demostraron que dicha explicación no fue creída.

Aún así, ambos gobiernos emitieron informes en los que se concluía que se trató de un error trágico, causado por un fallo de identificación. Estas conclusiones acentuaron la polémica y algunos veteranos y funcionarios de inteligencia que estuvieron implicados en el incidente, expusieron sus quejas, ya que se trató del único incidente de este tipo en la historia americana no investigado por el Congreso.

En Mayo de 1968, Israel pagó 3,323,500 $ a las familias de los 34 hombres fallecidos en el ataque, en Marzo de 1969 abonó 3,566,457 $ como compensación a los heridos, y el 18 de Diciembre de 1980 la cantidad abonada fue de 6,000,000 $ por los daños materiales ocasionados al USS Liberty.

El 17 de Diciembre de 1987, la cuestión quedó oficialmente cerrada por ambos gobiernos.

(Extraído de laultimabatalla.wordpress.com)

Galería de fotos

Artículos relacionados:

USS Liberty: ¿ataque o accidente?

Los israelitas, los sospechosos que todos temen señalar

Algunos de los documentos desclasificados en la página del USS Liberty Memorial


Extracto de Terrorstorm sobre el ataque al USS Liberty