miércoles, 25 de febrero de 2009

Cuatro condenados en Irán por intentar repetir el golpe de Estado de la CIA de 1953


EFE | Teherán

17/01/2009

Un tribunal revolucionario de Teherán ha condenado a cadena perpetua a cuatro ciudadanos iraníes acusados de participar en un supuesto intento de golpe de Estado que habría planeado Estados Unidos, informó este sábado la agencia oficial de noticias iraní IRNA.

La misma fuente no desvela el nombre de los reos y se limita a señalar que el juez ha considerado probado que recibieron ayuda de la CIA y el departamento de Estado norteamericano para intentar derrocar el actual régimen.

La agencia semi-oficial Mehr señala, por su parte, que la sentencia ha sido dictada "en base a confesiones meridianas" que demuestran que "los acusados planeaban socavar los cimientos del Gobierno y derrumbar el sistema islámico".

"Los acusados han admitido de forma explícita un plan que presentaría a Estados Unidos como el único salvador del pueblo iraní tras abrir una brecha la población y el Gobierno de Irán", señala la citada acta judicial, reproducida por Mehr.

La sentencia recoge, además, que la Administración del saliente del presidente norteamericano, George W. Bush, "pagó a cierto número de renegados y traidores para alcanzar sus siniestros objetivos" en Irán.

IRNA, por su parte, añade que los cuatro detenidos se hayan ya en prisión.

El pasado martes, Ali Reza Janshidi, portavoz del Poder Judicial en Irán, anunció la detención de los citados ciudadanos e informó de que serían juzgados por intentar recabar apoyos en favor de una asonada contra la República Islámica.

Documentos secretos publicados años atrás han confirmado que la CIA orquestó y participó, con ayuda de la Inteligencia británica, en el golpe de Estado que en 1953 acabó con el Gobierno legítimo del entonces presidente iraní, Mohamad Mossadehg, y devolvió el poder absoluto al último Sha de Persia, Mohamad Reza Pahlevi.

Estados Unidos e Irán rompieron sus lazos diplomáticos en 1980 tras el triunfo de la Revolución Islámica instigada por el ayatolá Rujolá Jomeini contra la dictadura del Sha.

La sentencia se hace pública apenas tres días antes de la investidura como nuevo presidente de Estados Unidos de Barack Obama, quien ha anunciado un cambio en la política de aproximación a Irán.

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, respondió el pasado jueves que ese giro será bienvenido siempre que sea profundo e hizo referencia explícita a la asonada de 1953.

(Extraído de www.elmundo.es)