martes, 16 de junio de 2009

Novartis se niega a distribución gratuita de vacunas contra la gripe A

Daniel Vasella, consejero delagado del laboratorio, señaló que podrían estudiar la posibilidad de reducir el costo de esas vacunas para los países de bajos ingresos. La negativa apunta a una división dentro del sector farmacéutico, ya que GlaxoSmithKline se comprometió a enviar sin costo hasta 50 millones de dosis a los pobres

15 de junio 2009
EFE


Novartis se niega a distribuir vacunas gratuitamente entre las capas más pobres de la población mundial, pese a una petición en ese sentido de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Así lo declaró al Financial Times su consejero delegado, Daniel Vasella, según el cual el grupo farmacéutico suizo podría estudiar la posibilidad de reducir el costo de esas vacunas para los países de bajos ingresos, pero no está dispuesto a su total gratuidad.

"Si uno pretende que la producción (de fármacos) sea sostenible, hay que crear incentivos financieros", dijo Vasella, según el cual deben ser los propios países en desarrollo o los países ricos con sus programas de ayuda quienes paguen las vacunas.

Las palabras del empresario suizo suponen un desaire, según el diario británico, a la directora general de la OMS, Margaret Chan, quien declaró la pasada semana que la fiebre H1N1 representaba una pandemia y pidió a la industria farmacéutica "solidaridad" con los pobres.

La negativa de Novartis apunta a una división dentro del sector farmacéutico: así, el laboratorio británico GlaxoSmithKline se ha comprometido a distribuir gratuitamente entre los pobres hasta 50 millones de dosis de su vacuna contra la gripe.

Otros productores más modestos de los países en desarrollo quieren también distribuir gratuitamente un 10% de su producción.

Según Vasella, una proporción "importante" de las existencias de vacunas de Novartis ha sido ya reservada por algunos gobiernos, lo que puede generar problemas de abastecimiento incluso entre los países más ricos que pueden permitirse su costo.

Vasella estima el costo de una dosis en entre 10 y 15 dólares en el caso de pedidos importantes y algo más si los pedidos son de menor volumen o llegan más tarde.

Estados Unidos ha comprado mientras tanto vacunas de Novartis contra el H1N1 por un total de 289 millones de dólares, aunque ese país tiene todavía que aprobar su uso.

Novartis es propietaria de Chiron, un laboratorio de EE UU que el viernes aseguró haberse convertido en el primero en desarrollar vacunas gracias a una técnica acelerada de base celular en lugar de recurrir a la producción tradicional en huevos.

(Extraído de www.el-nacional.com)

Artículos relacionados:

La multinacional Novartis contra la salud de los pobres

Decisión judicial en India: Novartis no podrá patentar medicamento contra leucemia

La Infodemia, más peligrosa que la Pandemia

La gripe los convirtió en enemigos de sus vecinos