sábado, 21 de junio de 2008

Negocios de la guerra de Bush y Cía.

01/03/03

Existe una enorme compañía llamada The Carlyle Group, valorada en unos 14 mil millones de dólares, la cual es propiedad de un grupo de poderosos e influyentes republicanos de Washington DC.


Esta compañía es básicamente un "holding" que agrupa y tiene enormes intereses financieros en compañías en los ramos de ingeniería civil, energía, hotelería, defensa y operaciones bursátiles. Solo por mencionar las que nos interesan hoy, hay varias compañías dentro de Carlyle: The Bin Laden Group con sede en Riyadh, Arabia Saudita, y las compañías norteamericanas United Defense Industries (Virginia), Raytheon (Massachusetts) y Arbusto Energy Oil Co (Texas). Aunque no tiene nada que ver en esta historia, y solo como cultura general, hay otra compañía muy famosa dentro de Carlyle: Enron.

Volviendo al tema: The Bin Laden Group es el gigante contratista de ingeniería civil de medio oriente. Recordemos que Osama Bin Laden amasó gran parte de su fortuna en el negocio de la construcción, aunque también, y esto no viene al tema, pero como cultura general, como el principal proveedor de goma arábiga para Coca-Cola, con sede en Atlanta (han oido eso de no tomar Coca Cola si estalla la guerra?). En fin, dentro de Carlyle, las familias Bush y Bin Laden han sido oficialmente socios comerciales desde 1989. El hermano mayor de Osama bin Laden, Salem bin Laden y George Bush padre, crearon una compañía petrolera en Texas en 1989, la Arbusto Energy Oil Co., y fueron socios durante varios años hasta la muerte de Salem al estrellarse su jet privado en las afueras de Houston en 1993. George Bush padre es ahora accionista mayoritario de esa compañía, con multimillonarias inversiones e intereses dentro del gigante petrolero Chevron-Texaco.

Raytheon, localizada en Massachusetts, (a unas 40 millas al oeste de Boston), fabrica el sistema de guía para los mísiles Tomahawk (quién no ha visto escenas en los noticieros de estos mísiles despegando desde barcos y dando en blancos con precisión quirúrgica, como si fuera video juego), sistemas de posicionamiento global por satélite (GPS) y sistemas integrados de radar para todas las fuerzas armadas de EEUU. Otra de las compañías dentro del grupo, es United Defense, localizada en Virginia, no lejos de Washington DC, la cual fabrica sistemas de lanzamiento de misiles (hardware y software) para la US Navy y la USAF.

Para que entendamos: los misiles Tomahawk de Raytheon, se lanzan desde plataformas fabricadas por United Defense instalados en cada Barco y submarino de la marina de EEUU y en la mayoría de los bombarderos B-52, B-1 Lancer y B-2 Spirit de la fuerza aérea. The Bin Laden Group, fué el principal contratista civil para la reconstrucción de Kuwait tras la Guerra del Golfo y como dije, es el más grande contratista de ingeniería civil en oriente medio actualmente.

A esta compañía también se le adjudicaron la construcción y remodelación de las bases aéreas para la USAF, RAF (Royal Air Force) y la RAAF (Royal Arabian Air Force) durante la guerra del Golfo en Arabia y en Emiratos Arabes Unidos, así como la ampliación de la base de la USAF en Incirlik, Turquía.

Qué beneficios hay para The Carlyle Group, sus asociadas y sus accionistas si estalla la guerra?: Chevron-Texaco, y por consiguiente, Arbusto Energy obtendrían ganancias multimillonarias cuando la guerra dispare el precio del petróleo y de las acciones de estas compañías (directo al bolsillo de la familia Bush). Raytheon y United Defense elevarían el valor de sus acciones en NASDAQ y sus ventas podrían quintuplicarse con la guerra en un solo cuarto fiscal generando utilidades astronómicas para sus accionistas. De hecho, y curiosamente, United Defense acaba de colocar el mes pasado en NASDAQ, 300 millones de dólares en acciones que fueron prácticamente arrebatadas por compradores previendo la alza en su precio (directo al bolsillo de la familia Bush). The Bin Laden Group sin duda alguna, sería el contratista civil principal para la reconstrucción de Baghdad y la construcción de bases militares e infraestructuras para las mismas, controladas por EEUU en Irak, bajo contratos billonarios (directo al bolsillo de la familia Bin Laden).

Dos de los ejecutivos de mayor rango en The Carlyle Group son George Bush padre, y John Major ex primer ministro británico, protagonistas principales de la guerra del Golfo a principios de los 90. El Director Ejecutivo de Carlyle es Frank C. Carlucci, ex secretario de defensa durante la administración Reagan, ex Jefe de la CIA, y ex compañero de escuela de Donald H. Rumsfeld, actual secretario de defensa. También es amigo personal Dick Cheney, actual Vice Presidente y ex Jefe Adjunto de Staff de George Bush padre durante la guerra del Golfo. Dick Cheney era el jefe directo del General Norman Schwarzkpoff, Comandante en Jefe de las fuerzas aliadas durante la guerra. Es decir, hace 10 años y hoy, son los mismos personajes involucrados en la guerra contra Irak. George Bush hijo, es sólo un títere en este circo. ¿Coincidencia?

A fin de cuentas, dos familias siguen unidas y ganando cifras de 7 ceros con la guerra: Bush y Bin Laden. Es por eso que aunque Irak cumpla con todas y cada una de las resoluciones de la ONU, de todas formas habrá guerra. Hay mucho dinero de por medio. Dentro de este lodazal, no es de extrañarse que el mismo Saddam Hussein sea parte del teatro y pueda obtener beneficios con esta guerra prefabricada.

El Carlyle Group, un negocio de iniciados