lunes, 23 de junio de 2008

¡Sorpresa!: Condoleezza opuesta a albergar terroristas

Por Roberto Pérez Betancourt
Marzo 2008

Ella, quien tanto asesora a su Presidente susurrándole al oído que se abstenga de abrir la boca para no proferir sus habituales dislates, acaba de incurrir en falta grave de credibilidad al exigir lo contrario de lo que todo el mundo conoce: el gobierno al cual representa la Rice no solo da refugio a terroristas, sino que también los amamanta.

Lo informa Associated Press (AP) desde Brasilia, donde ella estuvo de visita y después de reunirse con altos funcionarios, sin ruborizarse, declaró: “las fronteras son importantes. Pero las fronteras no pueden ser un medio utilizado por terroristas para ocultarse y realizar actividades que matan a civiles inocentes’’.

Nadie le preguntó qué hacen entonces en Estados Unidos los asesinos Luis Posada Carriles y Orlando Bosch Ávila, ambos autores intelectuales confesos de la voladura de una aeronave de Cubana de Aviación en 1976, que costó la vida a 73 personas.

Tampoco le preguntaron por qué el gobierno de EE.UU. no ha extraditado a Posada, quien se fugó de una prisión en Venezuela y ese país ha formalizado y documentado las razones que, al amparo de la ley internacional y los convenios con los propios anfitriones de los delincuentes, justifican que el criminal sea juzgado en la nación bolivariana, cuya ciudadanía ostenta.

Igualmente no la inquirieron acerca de la impunidad con que en Florida se entrenan públicamente mafiosos terroristas para realizar atentados contra dirigentes cubanos.

La Rice formuló sus declaraciones después que el mandatario W. Bush arremetiera contra Venezuela y Ecuador acusándolos de “conducta perturbadora” e insinuar la posibilidad de incluirlos dentro de su arbitraria clasificación de países promotores del terrorismo, lo cual equivale a la excomulgación del Imperio.

Obviamente, la Casa Blanca está orquestando una campaña contra los presidentes Hugo Chávez, Rafael Correa y otros mandatarios progresistas de Latinoamérica, en procura de desunirlos, lo cual se evidenció durante el reciente conflicto con Colombia y Ecuador, cuyo final pacífico desagrada al mandatario de la Unión, quien hace lo indecible por encender de nuevo la candela de la desunión.

Recordemos que, entre otras altas funciones, la señorita Rice preside el Plan Bush para la desestabilización de Cuba, el cual cuenta con financiamiento multimillonario del cual se beneficia una amplia nómina de elementos mafiosos de origen cubano, entre ellos terroristas de cuello blanco, como congresistas estadounidenses de origen cubano.

Esa alta comisión dirigida por la Secretaria de Estado fue la encargada de elaborar las últimas medidas de estrangulamiento contra las familias cubanas, las cuales acentuaron el carácter genocida del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto y mantenido por gobiernos norteamericanos contra Cuba desde hace casi medio siglo.

Esto que sigue no lo dijo ningún político de izquierda, ni corresponde a declaraciones de Venezuela o de Cuba, sino, aunque parezca risible, es una muestra fehaciente del grado de cinismo al que puede llegar una alta funcionaria del gobierno de Bush. Así dijo la señorita Condoleezza Rice, sin que apenas le temblara la voz:

’’Hay una obligación en la ONU, que todos los estados han adoptado, para hacer todo lo posible para evitar que los terroristas usen activamente su territorio y financiar el terrorismo. Esperamos que todos los estados responsables cumplan con sus obligaciones’’.

El cable no precisa si algún reportero le preguntó: ¿Cuándo empieza el gobierno de Estados Unidos a cumplir sus obligaciones?

(Extraído de voltairenet.org)