sábado, 21 de junio de 2008

EEUU desmiente la historia heroica de la soldado Lynch

El Ejército admite que la joven resultó herida en accidente y no en combate. Las fuerzas de élite se la llevaron de un hospital en el que no había ningún militar

11/07/2003 Mercedes Hervas

La información relativa a Irak no sólo fue distorsionada por Estados Unidos antes de la guerra para justificar su inicio, sino también durante la contienda, según revela un informe del Ejército, filtrado ayer a la prensa. El documento reconoce que la hoy célebre soldado Jessica Lynch no sufrió heridas de bala ni de cuchillo al ser capturada por los iraquíes, el 23 de marzo, como sostuvieron las versiones oficiales, que la presentaron entonces como una heroína que resistió ferozmente ante el enemigo.

Lynch, de la compañía 507 de Mantenimiento, se perdió y cayó en una emboscada iraquí cerca de la ciudad de Nasiriya, en la que resultaron muertos 11 soldados y 6 más fueron capturados, incluida la joven soldado. Muchos de ellos ni siquiera pudieron responder al fuego enemigo porque sus fusiles M-16 no funcionaron, quizá por el calor, atascados por la arena del desierto o por falta de cuidado, explica el informe.

Fractura de huesos

Además, el documento reconoce que las heridas de la soldado se produjeron cuando su vehículo acorazado chocó con otro del convoy, y no en combate directo con los iraquís. "Yo la examiné y vi un brazo y una pierna rotos, y un tobillo dislocado, pero no había balas ni heridas de cuchillo, porque era sólo un accidente de tráfico", confirmó a la emisora británica BBC el doctor iraquí Harith a-Husona, quien acusó a Estados Unidos de "querer distorsionar lo que pasó".

De hecho, las primeras versiones sobre la captura de Lynch presentadas por fuentes del Ejército estadounidense tras su rescate, el 1 de abril, y difundidas a bombo y platillo por la prensa en EEUU, sostuvieron que la soldado resistió valientemente ante sus captores, y que les disparó hasta que se le acabó la munición y cayó víctima de múltiples heridas de bala y cuchillo. Jessica no recuerda su captura, dicen los médicos que la atienden, por una amnesia que será probablemente permanente.

Sin proteccion militar

Su famoso rescate también está en entredicho: una acción fulminante ejecutada por fuerzas de élite que asaltaron el hospital donde estaba y se la llevaron sin sufrir un rasguño, según la versión oficial. Sin embargo, fuentes iraquís declararon a la BBC que Estados Unidos era consciente de que no había ninguna protección militar iraquí en el hospital.

"Hicieron un show del ataque al centro como una película de Sylvester Stallone o Jackie Chan", denunció Anmar Uday, un médico iraquí del hospital. "Fue como una película de Hollywood, con gritos de ´¡Vamos, vamos!,´ y disparos y explosiones de fogueo", añadió. El Pentágono no ha investigado el rescate.


Jessica Lynch admite que la historia de su rescate es falsa

La historia de la soldado Jessica Lynch, heroína de propaganda