viernes, 20 de junio de 2008

Lo predijo Vreeland

Vreeland, Delmart 'Mike', Teniente de la Marina de Estados Unidos.

Delmart tuvo una infancia rodeada de personajes afines a la 'mafia' de Detroit.

Oficialmente consta que ingresó en la Marina, y que fue expulsado a los cinco meses. (1985-1986). Sin embargo en el DEERS (Defense Enrollment Eligibility Reporting System) figura que dejó el servicio el 9 de diciembre de 2000. Todos los demás datos estaban en blanco. Algo muy curioso.

Toronto

En diciembre de 2000, Vreeland, un ciudadano americano, fue arrestado en Toronto, acusado de fraude, obstrucción a la justicia e intento de homicidio. En seguida se procede a preparar su extradición a EE UU, donde estaba reclamado por varios delitos.

Vreeland dijo a las autoridades canadienses que pertenecía a la Office of Naval Intelligence. Además afirmó que su vida corría peligro si lo extraditaban a los Estados Unidos. ¿Por qué?: porque estaba en posesión de una información muy sensible.

Vreeland sostenía que hebía estado investigando el asesinato del canadiense Marc Bastien en Moscú, y que tenía información sobre unos atentados que tendrían lugar en Nueva York. Al comprobar que Bastien no había sido asesinado, tampoco tomaron en serio la prevención de los atentados.

En verano de 2001, estando en prisión Vreeland escribió una serie de notas que entregó en un pliego cerrado a las autoridades penitenciarias explicando pormenorizadamente los atentados contra las Torres Gemelas.

Los canadienses no le dieron ningún crédito.

El 14 de septiembre de 2001

Tres días después de la tragedia se abrió el sobre de Vreeland y coincidía con lo ocurrido en los atentados.

Los americanos niegan que pertenezca a los Servicios de Inteligencia de la Marina, y afirman que abandonó la Marina en 1986 debido a su falta de capacidad.
La versión de Vreeland cobra aún más credibilidad cuando el forense, Line Duchesne, se retracta sobre las causas de la muerte de Bastien y confirma que sí fue asesinado.

Durante una audiencia publica del Tribunal Supremo de Toronto el 25 de enero de 2002, los abogados del teniente Vreeland, señor Rocco Galati y Paul Dlansky, llaman por un teléfono con manos libres a la central del Pentágono. Ante los magistrados que escuchan la conversación obtienen la confirmación de que su cliente estaba en servicio activo en la Marina. Además, cuando solicitan hablar con sus superiores, la operadora les comunica por una línea directa con Inteligencia Naval.

Un fenómeno en Internet

Rápidamente la historia de Vreeland se conoce en todo el mundo a través de Internet. Pero al mismo tiempo la 'prensa seria' se dedica a airear un pasado delictivo bastante extenso. La imagen de Vreeland queda finalmente definida como la de un sinvergüenza que inventó una historia para librarse de cumplir cargos, pero que por casualidad coincidió con la realidad.



Papel donde Vreeland describe como se iban a producir los atentados del 11 S

(Extraído de 11-s.net)